Compartir

El embajador Didier Olmedo Adorno, delegado del Paraguay ante la Comisión Binacional Administradora de la Cuenca Inferior del Río Pilcomayo, valoró la reunión que mantuvo con el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, donde se coordinaron los trabajos de limpieza y rehabilitación que el vecino país realizará en la zona crítica del curso internacional para lograr una equitativa distribución de las aguas.

Manifestó en ese sentido que la reunión con el primer mandatario formoseño se trató de «una actividad de apoyo al trabajo que hacemos en el marco de la Comisión Binacional para el Desarrollo de la Cuenca Interior del Río Pilcomayo», explicando que «coordinamos con las autoridades de la provincia de Formosa, a nivel político y técnico, los trabajos de limpieza y rehabilitación que se van a hacer en el canal paraguayo».

«Como es sabido, el río Pilcomayo cada año transporta toneladas de sedimentos que hacen necesario los trabajos de mantenimiento de los canales para la llegada de las aguas altas del río -puntualizó-. Nosotros estaríamos iniciando los trabajos en breve para poder atender esa exigencia».

Hizo notar el embajador Olmedo Adorno que «si bien hay una decisión política que se toma a nivel de las capitales de ambos países y en el marco de esta Comisión que fue creada por un acuerdo bilateral, la coordinación (de los trabajos) es con las autoridades locales dado que el territorio es de la provincia y necesariamente debe haber una coordinación para cumplir con el objetivo de la distribución equitativa de las aguas».

Por su parte, la cónsul del Paraguay en Formosa, Hayde Dienstsmaier de Pérez, ponderó la reunión entre el gobernador Insfrán y el embajador Olmedo Adorno, de la cual también participaron funcionarios y asesores técnicos de la Cancillería paraguaya, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) del vecino país y la Delegación Nacional del Río Pilcomayo. «Estuvimos trabajando de manera conjunta en las soluciones que tienen relación con las aguas que corren por el río que compartimos», dijo.