Plantean no censurar el debate por el destino de Santiago Maldonado

Compartir

En el marco del Día Internacional del Detenido Desaparecido, conmemorado el pasado 30 de agosto, la Defensoría del Pueblo, adhirió a la iniciativa de debatir en los espacios educativos la desaparición de Santiago Maldonado.

Justamente en las secretarías de Derechos Humanos de CTERA, UTE y SUTEBA elaboraron una propuesta didáctica que consta de tres cuadernillos para nivel Inicial, Primario y Secundario, denominados “Escuelas por la Vida”, con actividades aúlicas para realizar producciones finales como afiches, murales, noticias periodísticas o volantes, y así poder debatir sobre el actual tema que atraviesa a toda nuestra sociedad sobre la desaparición de Santiago Maldonado, se consideró un tema delicado con varias respuestas pero que no se debe estigmatizar al punto de llegar a calificaciones como lo hizo el diputado nacional Eduardo Amadeo de llamar a los docentes “monstruos” y acusarlos de “prácticas fascistas”·.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, señaló que “son temas de la actualidad que no pueden ser ocultados y no deben existir sectores que encubran a este delito, pues nuestros jóvenes tienen la capacidad de debatirlo y que esto se extienda hacia sus familias, respetando siempre que en toda aula puede encontrarse o no un hijo o pariente de las fuerzas de seguridad nacionales, lo cual recrea tensiones que son propias de la democracia y en realidad la esencia de los sindicatos organizados”.

Considera que “esta es una temática que debe abordarse para que hechos como el mencionado no se repitan nunca más en la Argentina; máxime cuando la docencia argentina con su larga historia de luchas y conquistas, artífice de proyectos pedagógicos, pueden discutir y debatir no solamente la desaparición de Santiago Maldonado, sino también las cuestiones salariales ya que las políticas educativas, “no son neutrales y tienen la responsabilidad ineludible de formar ciudadanas y ciudadanos críticos, respetuosos de los derechos humanos y defensores de una democracia que tanto costó conseguir”.

Afirmo finalmente que “no podemos estar con aquellos que impulsan la mediocridad o la meritocracia donde se pretende como lo plantea el Gobierno Nacional que los docentes directamente no hablen y por ello Institucionalmente decimos que los citados educan en Derechos Humanos y eso no es adoctrinamiento y tampoco es algo partidario pues nuestras maestras y maestros siempre han promovido una pedagogía de la Identidad Nacional , del esfuerzo colectivo, de la memoria, la verdad y la justicia y si hasta nuestro actual Presidente cuando niñas y niños se disponían a prometer lealtad a la bandera nacional, les hizo cantar “¡Si se puede!”, como entonces no permitir que se escriba en los pizarrones: ¿Dónde está Santiago Maldonado?”.