Compartir

Desde el lunes 2 de octubre del corriente año un grupo de originarios Wichi pertenecientes a la comunidad de “El  20”, paraje ubicado a la altura del kilometro 1460 aproximadamente, procedieron utilizando ramas de vinal a impedir el libre tránsito de la ruta nacional 81 a unos 10 kilómetros de la ciudad de Las Lomitas, cortando media calzada. “Esta medida de fuerza cuyas causas y motivaciones todavía son materia de investigación toda vez que los violentos manifestantes repartían una serie de folletos pidiendo que un abogado de apellido Juárez sea tratado como a todos nosotros, demandando en los panfletos garantías para que la justicia lleve adelante una investigación imparcial y responsable, pidiendo además respeto a sus tradiciones y que se acaten sus modos de ocupación y de relacionamiento con la tierra, entre otros puntos”, expuso la Defensoría del Pueblo de la provincia.

“Hasta allí, este hecho encuadraría dentro de los centenares que hemos actuado institucionalmente, pero al momento de pasar por el lugar una trafic marca Hyundai conducida por el ciudadano Guillermo Vidal Acosta y que trasladaba  a personal de la subsecretaria de Comunicación Social de la Provincia, que se encontraban desarrollando diversos trabajos en la zona, fueron sometidos a un feroz ataque con elementos cortantes, hachas, palos y otros elementos contundentes, que dañaron el vehículo y pusieron en grave riesgo la integridad psicofísica de sus ocupantes y del chofer mismo”, denuncio el organismo constitucional.

Indico que “como consecuencia de ello intervino la Unidad Regional Cinco de Las Lomitas, y donde se pudo identificar como responsables a los ciudadanos Abel Saravia (maestro MEMA de la Escuela Primaria de la Comunidad La Pantalla), Silverio Moreno, Isidoro Castillo , Cacique de la Comunidad Pampa del 20, agente sanitario de la comunidad Francisco Javier Muñiz, y otros. Todo ello dio origen a un Sumario Judicial por los delitos de Daños y otros , en los que quedaron imputados directamente los antes nombrados y otras personas aún no individualizadas, Causa Judicial en la que se encuentra interviniendo el doctor Francisco Orella como Juez Subrogante de Las Lomitas”.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, afirmo que “para resguardar la seguridad pública y la integridad psicofísica, así como los bienes de quienes tienen el derecho a transitar libremente, concreto una formal presentación ante la Agrupación VI de Gendarmería Nacional, pidiendo el envío de  personal de la fuerza al lugar de los hechos y además se formalizo una denuncia en los estrados de la Fiscalía Federal a cargo de la doctora Marisa Vásquez,  requiriéndose todas las medidas necesarias para individualizar e imputar penalmente a la totalidad de los autores materiales de estos hechos vandálicos, como así también a sus autores ideológicos, puesto que es evidente que la saña con la que se actuó en este caso merece una coordinación entre la justicia ordinaria y la federal para esclarecer totalmente los acontecimientos y deslindar las responsabilidades existentes”.