Poblaciones rurales beneficiadas con amplios operativos sanitarios

Compartir

Vecinos de comunidades de la zona centro norte de la provincia reforzaron sus consultas de salud mediante un operativo realizado por un equipo de profesionales que recorrieron las casas.

En el marco de esta nueva recorrida, las comunidades beneficiadas fueron: La Madrid, La Zanja, La Banderita y Alto Alegre. En cada una de ellas, las familias recibieron atenciones, recomendaciones sobre hábitos saludables, entrega de insumos y medicamentos, además de otros tantos servicios sanitarios completamente gratuitos.

Médicos, obstetras, enfermeros, vacunadores y agentes de salud coordinaron acciones para fortalecer las prestaciones que diariamente ofrecen los equipos a los vecinos de cada comunidad. Niños, adultos y embarazadas accedieron a numerosos controles para relevar su estado y a los tratamientos indicados.

En el caso de los niños, fueron evaluados con “controles del niño sano, establecidos para detectar o trastornos de manera temprana; algo que se realiza de forma regular mensualmente aunque no se evidencian síntomas de alguna patología”.

Paralelamente “examinamos a los chiquitos con factores de riesgo de distintos tipos y patologías agudas estacionales (diarreas, dermatitis, cuadros respiratorios) como también los diagnosticados con afecciones crónicas como por ejemplo cardiopatías”.

El equipo de obstetras captó a las embarazadas para “hacer los controles prenatales de rutina”, brindando consejos para “llevar adelante un embarazo saludable y llegar a un parto a término sin trastornos de salud tanto para el bebé como para la mamá” y se aplicaron las vacunas que el calendario establece para el periodo gestacional. Asimismo se programaron turnos para evaluaciones posteriores en los centros sanitarios locales.

Entre tanto la población femenina fue captada para “estudio de Papanicolaou” en edades objetivo “de 35 a 64 años”, mientras que las mujeres en general recibieron consejos sobre planificación familiar, prevención de enfermedades de transmisión sexual, uso de distintos métodos anticonceptivos “y el acceso gratuito que tienen a ellos en los centros de salud”, comentaron los obstetras.

Luego de cada atención, el personal de salud entregó lo indicado a cada paciente para la continuidad de sus tratamientos. Estos incluyeron medicamentos, leche para niños y embarazadas, suplementos vitamínicos y complementos alimentarios “según el estado y condición de salud de cada persona atendida”, explicaron.