Compartir

La Fundación Afectos, que celebra este año su vigésimo aniversario, cerrará el año de labor con una serie de celebraciones en los barrios de esta ciudad donde desde hace mucho tiempo cuentan con comedores comunitarios a los que asisten diariamente adultos y niños.

El presidente de la entidad, agrimensor Antonio Taboada, dijo que se ha puesto énfasis en acompañar a las familias en un año que tiene dificultades por lo que Afectos ha reafirmado su compromiso solidario con los más vulnerables intensificando el servicio que presta.

“La gente es agradecida y así se expresa ante los jóvenes y adolescentes que se han sumado a nuestra fundación para servir al prójimo y en cada visita que realizan lejos de amilanarse ante lo que perciben se sienten motivados para generar nuevas ideas que permitan que el  pasar de esos comprovincianos mejore en calidad progresivamente, sumándonos a la tarea presente que encara el estado “, señaló.

En ese sentido, Taboada reconoce como oportunas y válidas las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo no solamente al buscar alternativas para que las familias de menores recursos accedan a precios módicos a las canastas navideñas sino también creando las condiciones, desde la administración responsable de los recursos fiscales, para que haya un beneficio colectivo a fin de año con el inminente pago de sueldo y aguinaldo conjuntamente y con el bono extra que se liquidará en enero.

“Esa es una noticia que ha sido bien recibida por todos”, señaló para consignar que “la frutilla del postre es esta entrega de viviendas que se realiza en dos localidades del interior porque , del mismo modo que el pesebre de Belén, las casas son el espacio donde se recrea el hogar donde nace la vida y crece el amor”.