Compartir

Un dirigente del ámbito productivo de dilatada trayectoria en la zona de Palo Santo y Potrero Norte, don Ítalo Martínez, destaco el diagnostico preciso que desde el estado se diseño para el desarrollo de la producción de la región.

Preciso que “en el área de Potrero Norte tenemos 38 mil cabezas de bovinos, en manos de grandes empresas se concentran unas 20 mil, y las restantes 18 mil entre medianos y pequeños productores, con un promedio cercano al centenar de animales por cada productor”, para ponderar la importancia de que estos tienen la seguridad jurídica de sus tierras ya que cuentan con los títulos gracias a este gobierno.

En lo agrícola dijo que “hay una creciente diversificación dejando atrás el viejo monocultivo algodón”, el cual dijo que “fue reconvertido y en este lugar se aplico con el nuevo sistema tecnológico de surco estrecho”. Marco el avance en otras siembras como el de hortalizas a cielo abierto que “registra un enorme avance gracias a la fuerte inversión del estado provincial”.

Puntualizo acerca de la cuenca zapallera de la zona sur del departamento Pirane (Bañaderos, Villa Dos Trece, El Colorado, Potero Norte y cerrando en la franja de Loma Senes, Pirane y Villafañe), donde afirmo “tenemos un creciente hectareaje de siembra con producción que ya está ingresando a otros mercados y con buenas perspectivas de exportación”. Incluso destaco el “enorme y estratégico valor de la infraestructura para el acopio, lavado y empaque para las cucurbitáceas”.

Defendió su “sentido de pertenencia de formoseño” y expuso que “no tenemos vergüenza para discutir con los que vienen de afuera y nos quieren decir lo que tenemos que hacer”, parta aludir al debate mantenido días atrás en la Rural de Pirane con gente de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación –FAO- del Brasil y de técnicos provenientes del centro del país.

Revelo que estos “trajeron la receta, el diagnostico que ya teníamos hace mas de 20 años a través de un trabajo que hicimos bajo los algarrobos. Pero estamos en otra etapa, lo que nos plantearon es algo ya perimido para nosotros”, marcando que “vienen por ahí a querer cascotearnos con cuestiones ya superadas”.

Concluyo mirando con optimismo los “nuevos desafíos, a partir de los mojones históricos que la gestión Insfran ha marcado en todos los campos”.

La “inclusión territorial definitiva y todo su impacto socio-económico que significo la pavimentación de la ruta 23 y el acceso a la población”, fue otro aspecto destacado por docentes y dirigentes sociales.