Compartir

Esta semana, alumnos de distintas edades que asisten al nivel primario, ampliaron su información sobre los cuidados que las familias deben ponerse en práctica en el hogar para evitar la presencia del mosquito vector del dengue, insecto de hábitos domiciliarios que buscan alojarse en las casas en recipientes ahuecados que forman paredes y que acumulan agua limpia.

De este modo, profesionales y operadores sanitarios que se desempeñan en la campaña contra el dengue, visitaron las escuelas n° 378 “Benedetto Fachini” y n° 491 “Estanislao del Campo”, ubicadas en los barrios Facundo Quiroga y 12 de Octubre respectivamente de la ciudad capital de Formosa.

Evitar la presencia del mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, chikungunya y zika, es la estrategia más eficaz para prevenir estas tres enfermedades transmitidas por el mismo insecto. La campaña requiere del permanente acompañamiento de toda la comunidad.

En este marco, los escolares son destinatarios fundamentales de la difusión de las medidas de esta campaña, ya que constituyen “los replicadores esenciales dentro de las familias” de las acciones preventivas “sencillas pero altamente efectivas” que debemos cumplimentar cada uno en nuestras casas “principalmente para evitar y eliminar criaderos de mosquitos”, explicaron los organizadores de las charlas.

En ambas jornadas, el equipo a cargo explicó a los niños sobre la importancia de evitar que el mosquito pueda alojarse en objetos como “baldes, palanganas, floreros, partes de juguetes o de otros recipientes que sean ahuecados y que en su interior puedan acumular agua”. Aclarando que esto es necesarios porque “el mosquito busca esos lugares para vivir, poner sus huevos y reproducirse” dentro de los hogares, patios y veredas.