Compartir

Denunció la Defensoría del Pueblo, que a partir del próximo mes de enero llegarán los aumentos de precios en todos los servicios de telefonía celular. Claro, Movistar y Personal, las tres mayores prestadoras del país. La suba afectará a unas 60 millones de líneas y la primera que pondrá en marcha el ajuste será Claro, que desde el 8 de enero subirá un 12,5% los precios. Por el lado de Personal, la compañía de telefonía móvil del Grupo Telecom, que se fusionó con Cablevisión, decidió un aumento promedio del 12% en sus servicios para los clientes prepagos y pospagos, que entrará en vigor a partir del 5 de febrero próximo. Movistar, en tanto, aplicará un aumento similar en febrero, algo que ya comenzó a anunciarles a sus clientes mediante SMS y otros medios de comunicación. Los clientes que realizan recargas sufrirán un ajuste del 12,4% en promedio, mientras que para los que reciben factura la suba será del 12%. Quienes recarguen servicios de datos por día verán un aumento del 11,1% en la tarifa.

En este contexto, el Ombudsman Provincial José Leonardo Gialluca, planteo a esferas nacionales que “que analicen las peticiones de este Organismo de la Constitución, en cuanto a impulsar las medidas, gestiones necesarias y urgentes para disminuir la altísima carga impositiva que posee la telefonía móvil y fija en la actualidad y señaló que una eventual rebaja en esas cargas podrían generarle más ingresos al Estado Nacional a través de un mayor consumo”.

Gialluca, denunció que los impuestos que pagamos en la telefonía celular son nocivos para el 50% más pobre de la población, en un país donde se registra en la actualidad más de 64 millones de líneas móviles activas, los usuarios argentinos somos los que pagamos los impuestos más altos en telefonía móvil de América Latina, -además de presentar algunas irracionalidades, como el que era destinado al ENARD-. -Se trataba del tributo del 1% sobre la factura que pagábamos los abonados al servicio celular implementado en el año 2009 para financiar a los deportistas de alto rendimiento-.

Todo ello se dio cuando Gerardo WertheiN era Director del Comité Olímpico Argentino y al mismo tiempo Director del Grupo TELECOM (con la Reforma Tributaria, se sustituyó a las empresas de telefonía celular de la obligación de financiar al ENARD, y el PEN incluirá en el presupuesto nacional para el ejercicio 2018 $900.000.000).

En la solicitud se denuncia, que la estructura impositiva sobre la telefonía móvil argentina es abusiva, y por ello es necesario eliminar el 4,7% del impuesto interno al servicio de telefonía móvil, pese a que se lo elevó al 5% con la reforma.

Por otro lado, opino que “es necesario reducir los ingresos brutos sobre este servicio y por último bajar el impuesto interno del 17% sobre los teléfonos ensamblados”.

Desde el Organismo de la Constitución, se denunció que se sigue gravando el servicio de telefonía móvil, como si continuara siendo un “servicio suntuario”, cuando desde hace años se convirtió en un “servicio de uso masivo” y así tenemos el prepago celular, que tiene una carga impositiva que castiga a los sectores de menores ingresos en nuestro país. La contracara de todo ello está en la inexistencia de inversiones por parte de todas las empresas y la falta de exigencias por parte de las autoridades federales competentes, a pesar de que la telefonía móvil que conforme a los balances últimos presentados, acumulan una facturación a fines del presente año de más de 250 millones de pesos.