Ramiro Fernández Patri afirmó que “la decisión del Presidente es de estricta justicia social”

Compartir

COPARTICIPACION FEDERAL

De esa manera, el diputado nacional por Formosa, se mostró a favor de la medida  de Alberto Fernández sobre la distribución de recursos coparticipables a la Provincia de Buenos Aires, al igual que lo hicieran 19 gobernadores del país

Tras el reclamo salarial de la Policía Bonaerense, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, tomó la decisión de crear un Fondo de Fortalecimiento Financiero Fiscal para la Provincia de Buenos Aires, firmando un DNU que restituye a ese distrito un punto de Coparticipación Federal. Con esta medida, se logró destrabar la protesta de los uniformados, girando el debate hacia la Ley de Coparticipación Federal.

Acerca de este tema, el diputado nacional del Frente de Todos, Ramiro Fernández Patri, brindó una explicación detallada que justifica lo hecho por el Presidente, a los fines de darle mejores condiciones de trabajo a la Policía Bonaerense. Al respecto, resumió: “Es una medida de estricta justicia social”.

El legislador formoseño explicó en qué consiste  Ley de Coparticipación Federal, que a  los efectos de que sea comprendida por el común de la gente, comparó con la economía de una casa. “Por ejemplo, mamá y papá generan ingresos, y puede que algunos de los hijos también lo hagan. Luego, esos ingresos familiares servirán para financiar los gastos y las demandas de la vida cotidiana”, tal como sucede con la distribución de los recursos coparticipables.

En esa línea, recordó que en 1988 en el gobierno del presidente Raúl Alfonsín se aprobó la Ley Federal de Coparticipación de Impuestos, “dando respuestas a los pedidos de las Provincias con respecto al financiamiento de sus recursos”, lo que significa que, si no existiera la Ley de Coparticipación Federal “cada Provincia tendría que tener correspondencia fiscal, y administrar los fondos de sus impuestos”.

En cambio, explicó que “el mecanismo que se sigue con los impuestos nacionales como puede ser el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que pagamos todas las personas cuando hacemos una compra en el supermercado u cualquier comercio, o el Impuesto a las Ganancias, que pagan aquellos trabajadores que tienen ciertos ingresos; lo recauda un ente nacional, más allá de que se generen en las provincias”.

Por eso, aclaró que muchas veces cuando se habla de que hay provincias que reciben mucha coparticipación, y hay otras que con menos grado de desarrollo como puede ser el caso de Formosa, La Rioja, donde probablemente el 90% de sus ingresos provengan de fondos coparticipables; “lo que se debe advertir es que, no es que no generan los recursos, sino que lo hace un ente nacional”, agregó, añadiendo que una vez que se recaudan todos los impuestos, lo siguiente es dividir los recursos coparticipables.

Allí, detalló: “Lo primero es la Coparticipación Primaria, donde la Nación administra “a groso modo”, el 70% del total de los recursos y el 30% es para las provincias; a su vez, dentro de las provincias el 23% quedan en sus arcas y el 7% se reparten los municipios”, recordando que en la Argentina hay  23 provincias y una Ciudad Autónoma (CABA); mientras que son en total 2200 municipios.

Sobre ese 70% que es administrado por la Nación, puntualizó que en el 2016 el entonces presidente Mauricio Macri por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), -no por ley-, decidió transferirle a la CABA 2 puntos más de coparticipación, “sacándole del conjunto de las provincias, para darle a un solo distrito”, al pasar del 1.40 al 3.75 % de recursos federales.

En este sentido, Fernández Patri reseñó que el Estado nacional había justificado la decisión por el  traspaso de la Policía Federal a la órbita de la CABA. “Sin embargo, todos los cálculos indicaban que con un 1 punto de coparticipación alcanzaba para financiar los gastos de la transferencia de la policía”, advirtió, para luego marcar que la transferencia de dos puntos “más bien estuvo sujeto a una estrategia del expresidente Macri”.

“Basta con recorrer la Ciudad de Buenos Aires para darse cuenta que el otro punto bueno lo pudieron haber utilizado en algunas obras, pero también allí se encuentra el electorado mayoritaria de Cambiemos”, profundizó.

Por eso,  la decisión del presidente Alberto Fernández, “fue que de esos 2 puntos, reintegrarlos al fondo nacional,  pasando 1 punto a la Provincia de Buenos Aires para que pueda financiarse el Plan de Seguridad del gobernador Axel Kicillof, y las mejoras salariales y laborales a los agentes policiales”, explicó el legislador formoseño.

En esa línea, aportó varios datos, el primero que la Ciudad de Buenos Aires tiene una extensión de 200 km2, mientras que la Provincia de Bs. As. tiene 317.000 km.2 “con lo cual entran 1500 ciudades en la Provincia”.

Y lo segundo, que en la provincia de Buenos Aires hay 500 efectivos policiales cada 100 mil habitantes mientras que la CABA tienen 1000 efectivos policiales por cada 100 mil habitantes, que “obviamente no es lo mismo patrullar la Ciudad con mejor infraestructura en cuanto a pavimento, iluminación, que la Provincia, donde la realidad es otra”, a los fines de comparar las asimetrías que se presentan.  

Por eso, afirmó enfático el legislador del FdT que “la decisión del Presidente es de estricta justicia social”.

 Reclamo de Larreta

Seguidamente, consultado sobre la respuesta del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que anunció que recurrirá a la Corte Suprema de Justicia por el DNU presidencial, Fernández Patri precisó que se trata de “una contradicción”, al recordar que en enero de 2016, al firmar Macri el DNU, los argumentos fueron tanto del expresidente como del propio Larreta que “eran necesarios los fondos por la transferencia de la Policía Federal” y que no le estaban quitando recursos a ninguna provincia, “sino que eran fondos nacionales”.

“Ahora, el Presidente tomó la  misma decisión y por la misma vía restituyó a la PBA los recursos que le habían sido quitados, por lo tanto no es inconstitucional la medida”, opinó para finalizar el legislador justicialista.