Compartir

El administrador de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua (UPCA), el ingeniero Horacio Zambón, se refirió a los beneficios que trajeron las recientes precipitaciones en todo el territorio provincial.

Dialogó con la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR) y recordó: “En el mes de septiembre ya estábamos cambiando lo que era una situación de extrema de sequía”, indicando que en el 2020 “los primeros frentes de tormenta llegaron el 15 de octubre”, resaltando a la vez que este año ya se registraron un mes antes.

En este sentido, argumentó: “La regularidad de la presencia de frentes de tormentas y la última precipitación que fue prácticamente en todo el territorio provincial, dejó un muy buen registro para alegrar, fundamentalmente, la producción y el abastecimiento de las plantas de agua potable”.

En este punto, explicó: “Este (último frente de tormenta) se desplazó hacia el norte (territorio del Continente Sudamericano) y recorrió prácticamente todo el trayecto del tramo de la cuenca del río Paraguay e inclusive llegó hasta sus nacientes en la zona de Mato Grosso, que la conocemos como la zona del Pantanal”.

Resaltó que si bien el registro, en cuanto a milimetrajes, todavía no es muy relevante, “ya se produce un pequeño incremento en las alturas hidrométricas del río Paraguay, contabilizando desde el puerto de referencia”.

Aquí detalló que los mismos son: Ladário, Bahía Negra, Olimpo, Porto Margarita, Vallemí, Concepción, Rosario, Asunción, Villeta, Alberdi, Formosa. “Todos los puertos están en ascenso”, sostuvo Zambón.

“En el orden local (Formosa) veníamos con aproximadamente 30 centímetros de escala hidrométrica y este viernes 19 estamos en el orden de 80 centímetros y sigue subiendo”, informó y adelantó que “hay una levantada que indica que dentro de unos 15 o 20 días continuará subiendo”.

En contexto, declaró que este nuevo panorama resulta “muy positivo para diferentes aspectos sociales”, entre los cuales nombró: “El abastecimiento a la población humana con las plantas de agua potable de las dos importantes ciudades litoraleñas: Clorinda y Formosa”.

Continuó: “También para la navegación, porque recordemos que el sector de hidrovía de Paraguay-Paraná, tiene un desplazamiento de barcazas muy considerables. Y por último, la parte ambiental”.

No obstante, aclaró que en el sector oeste provincial, la cantidad de agua no ha sido tan significativa como para provocar grandes variaciones.

Pilcomayo y Bermejo

Respecto de los ríos Pilcomayo y Bermejo, manifestó: “Los ciclos hidrológicos de ambos ríos recién van a estar para fin de año, dando inicio a lo que es el ciclo natural de crecidas de todos los importantes ríos que riegan el territorio provincial de punta a punta”.

“Estamos a unos 40 días de un inicio que se va a mantener entre tres meses y tres meses y medio, según estadísticas de años antes que indican lo que suele ocurrir con la precipitaciones de la alta cuenca”, finalizó.