Compartir

Debido al intenso período de lluvias que estamos atravesando en la región en esta época del año, técnicos del ministerio de la Producción y Ambiente (MPyA) compartieron una serie de consejos para cuidar la producción de hortalizas bajo sombráculos.

“Las hortalizas tanto de hojas como de frutos son una parte muy importante en el consumo diario familiar. Sus cultivos pueden ser sensibles, pero aún así pueden salvarse del mal tiempo teniendo una observación y actuación correcta”, señalaron desde la cartera productiva.

“Los períodos lluviosos -explicaron técnicos del área- son muy dañinos pero también son una excelente oportunidad. Los precios que se registran son elevados teniendo en cuenta que las lluvias han afectado a todos los productores”.

Y coincidieron en que el otoño es un momento para acomodar la chacra para hacer una cosecha continuada hasta fin de año. Es por ello, que si por alguna causa se pierde un cultivo, hay que reponerse inmediatamente y volver a implantar uno nuevo.

Consejos

“Debajo de los sombráculos se están cultivando verduras de hojas y hay dos secretos claves: por un lado, mantener aireado el suelo moviendo sistemáticamente después de las lluvias para que las raíces no se ahoguen y se produzca un envejecimiento prematuro de las plantas”, indicaron desde el MPyA.

Por otro lado, según expusieron, es preciso agregar materia orgánica cada vez que se renueva un cultivo, más un pequeño aporte de fertilizante químico.

Así como durante el otoño e invierno conviene implantar los cultivos de trasplante o plantines de vivero, es decir, con raíces ya formadas.

Igualmente, hay que acortar el ciclo en el campo,  evitando la siembra directa porque el primer periodo de desarrollo es de mucho riesgo y las pequeñas plantas no soportan las lluvias intensas.