Red de ecografías y de psicólogos refuerzan atenciones en Juárez

Compartir

Se tuvo en cuenta las condiciones climáticas adversas y muchas de las atenciones se realizaron casa por casa, en los sitios más alejados. Un equipo de salud compuesto por profesionales de distintas áreas dedicó jornadas completas para brindar atenciones de salud.

Un equipo multidisciplinario integrado por profesionales que prestan sus servicios en hospitales y centros de salud de esta capital, se desplazó hasta la localidad de Ingeniero Juárez para trabajar conjuntamente con un equipo local en la atención integral de las familias que viven en los barrios: Obrero, Viejo, Toba y Villa Hermosa, en su mayoría familias originarias y que fueron afectadas por las continuas inclemencias climáticas que vienen sucediendo en toda la provincia.

Una vez en el lugar, se conformaron equipos de trabajos que brindaron tanto atenciones integrales en el centro de salud del barrio Obrero, como así también casa por casa. Cabe destacar que los profesionales tuvieron en cuenta que en algunos casos, dada la distancia de los hogares, y el mal tiempo que impedía a muchas familias acercarse hasta el hospital local o centros de salud de la localidad, se acercaron a atenderlos en sus viviendas.

Trabajaron en la recorrida: médicos: generalista, clínicos, ginecólogos, pediatras, obstetras, enfermeros, vacunadores y agentes sanitarios que brindaron atenciones integrales. Estas atenciones multidisciplinarias se realizaron tanto en el centro de salud del barrio Obrero como en todas las recorridas por los hogares de las familias.

Red de ecografías

Los ginecólogos y obstetras que integraban el equipo de salud, a través de la red de ecografía, hicieron especial hincapié en los controles prenatales a las embarazadas, para asegurar las buenas condiciones de salud que presentan las madres y los bebés; en los casos necesarios se les programó un turno con el servicio de ginecobstetricia del hospital.

En los bebés y niños se hicieron controles antropométricos (peso y talla), control de la temperatura, detección de factores de riesgo, evaluación nutricional y otros chequeos pediátricos para constatar el estado de salud. “También revisamos los carnets de vacunas y se aplicaron las dosis faltantes”, agregaron.

Los referentes indicaron que entre las prestaciones se llevaron a cabo asimismo: atenciones clínicas a pacientes adultos que incluyeron: el seguimiento y control de patologías crónicas como diabetes, hipertensión, respiratorias y cardiovasculares.

Por su parte, otro equipo estuvo conformado por psicólogos y trabajadores sociales que también recorrieron los domicilios prestando atenciones psicológicas a los integrantes de las familias.

Además de las atenciones médicas integrales, se entregaron medicamentos, según prescripción médica, repelentes, leche y suplementos nutricionales, según cada caso.