Refuerzan controles de salud en zonas rurales

Compartir

Vecinos de la colonia Lamadrid,  fueron beneficiadas con amplias prestaciones ofrecidas por un equipo de profesionales del centro de salud del lugar en forma conjunta con sus pares del hospital distrital de Las Lomitas con el objetivo de profundizar los cuidados de la salud de esta comunidad.

Esta población se encuentra ubicada hacia el centro-norte de la geografía provincial, distante a unos 430 km de la capital formoseña. Allí, el efector sanitario local está día a día en permanente vigilancia del estado de salud de los integrantes de cada familia.

En este caso, dichos servicios fueron reforzados por el apoyo de médicos, odontólogos, enfermeros, vacunadores, nutricionistas y trabajadores sociales del nosocomio distrital lomitense, referente sanitario de cabecera encargado de la cobertura de la zona centro oeste de la provincia.

La amplia jornada contó con atenciones y consultas desde las especialidades de pediatría, clínica médica, odontología y nutrición. Cada uno de los profesionales examinó a pacientes de todas las edades, embarazadas y “sobre todo efectuamos el seguimiento de pacientes con diagnóstico de enfermedades crónicas, ya que son los más vulnerables y los que requieren estrictamente de estar al día con los controles”, explicaron los referentes a cargo del operativo.

Asimismo fueron tomadas muestras para análisis de laboratorio “donde intervinieron los técnicos en laboratorio que forman parte de nuestro equipo y que se encargaron de las extracciones a niños y adultos. Estas muestras son llevadas al hospital para la prueba correspondiente y posteriormente se hace la lectura en la próxima consulta con los pacientes”.

Controles

El equipo trabajó también en la escuela primaria de la comunidad, donde fueron actualizadas las libretas de salud de los niños en edad escolar. Previamente, se concretaron los controles allí determinados, entre los que se remarcaron “medición de peso y talla, control de temperatura y presión arterial, exámenes de agudeza visual y auditiva, revisión completa del estado nutricional, y registro bucodental”, informaron.

Cabe destacar que el conjunto de atenciones fue paralelamente acompañado por una instancia de vacunación “con los controles rigurosos de los carnet y la aplicación de las dosis faltantes a cada paciente”. También charlas y consejos personalizados que apuntan siempre a mejorar la salud y calidad de vida de toda la familia.

Consejos

Las sugerencias más reiteradas fueron sobre cuidados bucodentales “técnicas de cepillado, higiene después de cada comida, visita y consulta periódica al odontólogo”. Esto fue completado con la insistencia de “comer diariamente alimentos saludables que fortalezcan el organismo de forma equilibrada y con todos los nutrientes necesarios; como también el consumo de abundante agua y la práctica diaria de una actividad física que ponga al cuerpo en movimiento para dejar de lado el sedentarismo, un hábito muy perjudicial para la salud en general”.