Repudio a decisión nacional de quitarles las becas a centenares de estudiantes formoseños

Compartir

|Un enérgico y generalizado repudio recibió la decisión del gobierno nacional de quitarles las becas a centenares de jóvenes estudiantes formoseños, entre ellos más de ochocientos aborígenes. Incluso en el propio seno de la Escuela Itinerante que el día viernes tuvo una jornada muy especial con la presencia de la máxima dirigencia del sindicalismo docente argentino, se rechazo este “desprecio” que consideran es parte de la “destrucción del sistema educativo” que alienta esta gestión nacional.

En el auditorio de esta gran carpa instalada en la plaza San Martin, estuvieron la titular de CTERA, Sonia Alesso, el titular de la CTA, Hugo Yasky y el secretario general de Suteba (sindicato docente bonaerense), Roberto Baradel. Y justamente en el lugar,  Ovidio Cardozo, docente MEMA del barrio Namqom, fue el encargado de exteriorizar “sobre el nuevo golpe a la modalidad Intercultural Bilingüe recortando las becas a los estudiantes aborígenes de la provincia”.

“Es una tristeza enorme, un nuevo acto de discriminación hacia los pueblos aborígenes, se les saque a nuestros chicos esta ayuda que es un derecho que la propia ley fijo”, expuso afligido. Recibió la inmediata solidaridad y la opinión coincidente que “este injusticia es parte de las políticas nacionales de un gobierno que cada vez se desentiendo mas del derecho social a la educación”.

Para Zorrilla es un “atropello”

El ministro de Educación, Alberto Zorrilla confirmo que por una parte, los recortes se cuantifican en 467 las becas de nivel superior que el ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social)  decidió dar de baja en toda la provincia, 106 de estas son de estudiantes oriundos de la localidad de Laguna Blanca y asisten al Instituto Superior de Formación Docente Técnica.

Zorrilla considero “sugestivo” la importante poda del beneficio a estudiantes lagunenses, para dejar en claro que todos ellos cumplen absolutamente con los requisitos exigidos.

En la misma línea lamento que también se haya recortado las becas de $2000 a unos ochocientos jóvenes aborígenes cursando el secundario, calificando de “atropello” esta decisión de “restarle este apoyo para que puedan seguir estudiando, sin argumento alguno”, aunque afirmo que “se trata de una cuestión monetaria”.

Confirmo que elevaron una protesta, incluso reprobó interrogando: “que criterio toman para decidir quien cobra y quién no?”, enfatizando que “todos los que perciben el beneficio reúne las exigencias para acceder a este apoyo que contribuye a la permanencia dentro del sistema educativo”.

El profesor Eduardo Mastori  Director de Educación Superior de la Provincia se refirió al asunto al señalar que “De 3622 estudiantes que tenemos dentro del plan Progresar 467 fueron dados de baja,  el único motivo por el cual el estudiante puede perder la beca es dejar de estudiar, abandonar la carrera que este cursando o perder la regularidad, hemos chequeado caso por caso y la totalidad de los estudiantes afectados continúan sus estudios”.

Sostuvo que si bien la medida no tiene ningún tipo de justificación, existen casos en que la beca era la única manera que tenían estos estudiantes de solventar sus estudios, lo cual hace más grave esta decisión ya que de manera directa o indirecta están prohibiendo a los estudiantes la posibilidad de  seguir formándose.

En ese sentido, el funcionario señaló que  “Tenemos la gran fortaleza de tener carreras de nivel superior en todas las localidades de la provincia, este tipo de maniobras es indignante, además el  ANSES la única respuesta que les da es que se dirijan a la ciudad de Clorinda y gestionen nuevamente su beca”.

Estudiantes de pueblos originarios

Por su parte, el coordinador de Educación Intercultural Bilingüe, Adrian Aranda, lamento el “duro golpe a esa premisa de dar igualdad de oportunidades a educarse a todos los sectores sociales”, para confirmar que “desde el ministerio de Educación de la Nación se nos informo que se dispuso un recorte del 40% de las becas para estudiantes secundarios de pueblos originarios, es decir que se deja sin ese beneficio a muchos chicos, más de ochocientos, de los pueblos wichi, qom y pilagas, a quienes esa ayuda le resultaba muy importante”.

Explico que “se trata de un estimulo económico que se dispuso en el año 2006 y que anualmente incluso se venía aumentando el número de beneficiarios. Pero por primera vez en todo este proceso vemos esta reducción y de manera muy importante ya que de las 2300 becas anuales se reduce a 1400”.

“Tenemos poco más de seis mil estudiantes aborígenes en el nivel secundario, a quienes con esta medida se los ataca fuertemente y se les cercena un derecho consagrado en leyes”, denuncio.

Conto incluso que estaban gestionando mas becas dado que la norma establece la proporcionalidad del beneficio en función de la matricula, la que va creciendo anualmente, por lo que en vez de aumentar que es lo que corresponde, deciden este tremendo recorte a un sector social en condiciones desfavorables”. Insistió en que “no se trata de una dadiva, sino de un derecho adquirido, del cual se les excluye”.