Compartir

En Formosa, destacaron la cantidad de testeos, el control de los casos activos, el Estado presente que garantiza los equipos de salud, instalaciones y elementos necesarios, y el compromiso ciudadano para denunciar irregularidades.

En el marco de una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, el médico epidemiólogo, Mario Romero Bruno, presentó un informe del Ministerio de Salud de la Nación respecto a las estrategias con las que cuenta el país y el mundo para combatir la pandemia del coronavirus.

“Ahora estamos presenciando una segunda ola en todo lo que es el Norte del mundo, en los países europeos se está dando una ola creciente de casos, como en España, Alemania, Francia, Inglaterra, Rusia”, sostuvo.

En ese sentido, el especialista indicó que una de las estrategias son los testeos para poder identificar de forma rápida los casos positivos de COVID, ya que “sabemos que muchos son asintomáticos”.

Luego, esas personas que fueron diagnosticadas deben ser asiladas durante el tiempo que corresponda, con un mínimo de 14 días, para que reciban un control estricto y, finalizado el periodo, puedan regresar a sus actividades normales. En la Provincia, solicitan dos hisopados negativos antes de dar el alta a cualquier paciente, “para que estemos seguros que no tiene el virus”.

“El diagnóstico y el aislamiento son las dos estrategias fundamentales”, ratificó una vez más el doctor Romero Bruno.

En otro orden, el profesional expuso un gráfico que representa la cantidad de testeos que se realizan en Argentina desde el mes de abril y que van en aumento.

“De 15 mil a 21 mil testeos diarios que se vienen realizando en las últimas fechas, está dando el 55% positivo, la mitad de los testeos. El promedio durante las últimas dos semanas es del 44%”, señaló.

En ese marco, la Organización Mundial de la Salud reconoce que es aceptable un 10% de los testeos para empezar a controlar la pandemia, “o sea que 1 de cada 10 sea diagnosticado positivo”, lo cual significa que “se nos están escapando muchos pacientes que no estamos diagnosticando y están contagiando”.

Por lo tanto, “es predecible”, que se mantengan los niveles altos de contagio hasta no alcanzar una cantidad segura de testeos.

“Lo ideal sería menos del 5% de testeos, que de cada cien sean positivos cinco, entonces tendríamos que estar testeando más de cien mil por día para poder tener medianamente controlada y diagnosticada esta situación”, explicó el médico.

En lo que respecta a Formosa, se llevaron a cabo 13.339 estudios de detección que corresponden al 0,97% de positividad. Es decir, “es menos del 1% lo que estamos testeando en lo que va de la pandemia”.

“Eso demuestra esta búsqueda activa que estamos haciendo en distintos lugares cuando se presenta un caso, personas asintomáticas que testeamos, todos los ingresos, eso nos muestra una de las estrategias que está teniendo la Provincia para poder diagnosticar tempranamente y aislar los casos”, manifestó.

Y agregó: “A esas estrategias que nos responden la pregunta de por qué Formosa tiene el estado sanitario actual, sin personal de salud contagiando, sin muertos, la cantidad de casos controladas, no hay circulación viral, se debe la cantidad de testeos, al personal de salud, al trabajo activo con el HAC, el laboratorio de biología molecular que viene haciendo estos estudios diariamente; y se debe a un Estado presente, que está marcando cuál es el objetivo que tenemos entre todos de cuidar nuestra salud”.

Para finalizar, Romero Bruno reiteró que las decisiones que “se tomaron desde el principio”, son las que se deben sostener y remarcó la participación comunitaria de los formoseños y formoseñas.

“Esta participación tiene que ver con dar alerta cuando alguien no cumple un protocolo, cuando aparece algún desvío en las rutas asignadas para los camioneros, cuando personas que ingresan de manera irregular son detectadas por la comunidad. Esta participación comunitaria también es parte de estos resultados”, concluyó.