Compartir

Vecinos de todas las edades del barrio Villa Hermosa fueron beneficiados con una nueva visita del equipo del centro de salud allí ubicado, que mediante una nueva actividad programada en terreno llevó hasta las casas una serie de prestaciones sanitarias.

Médicos, enfermeros, vacunadores y agentes ofrecieron una jornada intensiva y completa jornada, en la que puntualizaron: vacunación, controles diversos, captación de nuevos pacientes para consultas en el centro de salud y programación de turnos para tomas de muestra de Papanicolaou (PAP) con el servicio de obstetricia.

El control de los carnets de vacunas y las respectivas aplicaciones de las dosis faltantes fueron las principales acciones delineadas en la recorrida. “Todas las familias fueron alcanzadas con el suministro de las vacunas, las cuales fueron asentadas en los carnets para la actualización de los mismos; dejando así protegidos a niños, jóvenes y adultos frente a muchas enfermedades que con tan solo una vacuna pueden prevenirse”, explicaron desde el equipo de salud.

Los adultos recibieron controles de la presión arterial, frecuencia cardíaca y otros más vinculados a la edad y a la presencia de factores de riesgo. Mientras que las mujeres en edad objetivo, de 35 a 64 años fueron registradas, seguido de la programación de turnos para “que se efectúen el examen anual de PAP (Papanicolaou), un estudio importantísimo que ayuda en la detección temprana del cáncer de cuello de útero, aumentando las posibilidades de sobrevida mediante un tratamiento oportuno”, explicaron las obstetras.

Por otra parte, operadores sanitarios que se desempeñan diariamente en la campaña contra el vector del dengue, dialogaron con cada una de las familias brindando numerosos consejos para “evitar en las casas la presencia del mosquito Aedes aegypti”, vector que transmite la enfermedad.

Seguidamente entregaron repelentes para prevenir las picaduras y material gráfico con las medidas que deben cumplirse cada día dentro del hogar, en los patios, veredas y lugares cercanos.

Cobertura sanitaria

Las recorridas abarcan “nuestro barrio y también los aledaños que se encuentran en esta área de cobertura. Los pacientes son evaluados en el domicilio, se registran las necesidades de atenciones y se gestionan los turnos mediante el trabajo en red. Para todas las edades, en primera instancia son referenciados para atención en el centro de salud y, si es necesario, se derivan en el caso de niños y embarazadas al Hospital de la Madre y el Niño; y a los adultos al Hospital Central, todos ellos con turnos ya programados”, señalaron los encargados del trabajo en terreno.