Compartir

El presidente del Bloque de Diputados del Partido Justicialista, Agustín Samaniego, sostuvo que el mensaje del gobernador Gildo Insfrán luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación “se convierte en un hito en la pandemia, ya que sucede en uno de los momentos más difíciles en la historia de la humanidad”.

En ese sentido, hizo notar ante AGENFOR que cuando muchos esperaban señales de disgusto, signos de amilanamiento e incluso muchos festejaban el supuesto traspié, “el primer mandatario dejó traslucir sus cualidades de liderazgo, brindando certeza en momentos de incertidumbre, demostrando templanza y fortaleza que se afincan en sus férreas convicciones”.

Categórico, señaló que “lejos de no acatar el fallo –posibilidad barajada por algunos trasnochados-, convoca a todo el pueblo formoseño a una titánica tarea que se transformara en una verdadera gesta”, a raíz de que deberán ingresar al territorio provincial más de ocho mil personas en poco tiempo, que según el fallo del máximo tribunal del país prevé en 15 días.

No obstante, aquí el legislador justicialista recordó que “la mayoría no tiene domicilio en Formosa”, analizando que sin lugar a dudas esta situación “nos pondrá en un escenario altamente difícil, complejo y que traerá dificultades e inconvenientes que no hubiesen pasado si seguíamos con nuestro Programa de Ingreso Ordenando y Administrado”.

Pero más allá de eso, acentuó que consciente de ello, “el Gobernador hace un llamado a todos los formoseños y formoseñas a afrontar con hidalguía lo que queda por delante e insta a hacer lo imposible, con una confianza plena y absoluta en las virtudes innatas del pueblo de nuestra provincia, largamente demostrada a lo largo de nuestra joven historia, y puesta a prueba en esta epidemia mundial de coronavirus”, subrayó.  

Por su parte, el doctor Samaniego argumentó que “un capítulo aparte merecen los que se regodeaban de la situación en la que nos colocaba el fallo; no obstante, su innoble alegría duró poco”, ya que “se destruyó cual castillo de naipes cuando se escucharon las palabras tan firmes y decididas del Gobernador, y luego las inmediatas e innumerables muestras populares de apoyo de un pueblo que se vio ofendido; y ahora está más movilizado que nunca”.

En ese contexto, marcó a esta Agencia que intendentes de todas las localidades de la provincia, dirigentes políticos de distintos partidos, referentes sociales, empresarios y gremiales “están demostrando su predisposición a colaborar”.

El presidente del Bloque de Diputados del Partido Justicialista no dejó de advertir que tras el discurso del primer mandatario “la comunidad formoseña observó atónita también muestras de enorme cinismo político” por parte de sectores de la oposición, ahondando en que los mismos que habían luchado para generar esta situación, sin sonrojarse se ponían “a disposición” del Gobernador para enfrentar la situación que ellos mismos generaron, “lo que significan el mayor ejemplo de hipocresía y descaro”.

“En base al Modelo Formoseño que ha sido exigido al máximo, a medidas sanitarias oportunas y eficientes, y a una conducción clara y precisa, hoy la provincia de Formosa detenta un estatus sanitario altamente positivo”, lo que evidentemente a muchos “eso les duele y les genera envidia”, enfatizó.

Por esta razón, reparó, es que ponen tantas trabas y obstáculos en el camino, pero “no tuvieron en cuenta el valor de nuestra sangre multiétnica y pluricultural”.

Por todo lo expuesto, categórico reafirmó: “Queremos decirle a propios y extraños que no vamos a aflojar en el cuidado de la salud y la vida de nuestros comprovincianos”, porque “en Formosa no se rinde nadie y estas palabras no son un simple eslogan, sino un mandato que llevamos marcado a fuego en el corazón los que amamos este bendito suelo”, concluyó.