Compartir

Conocido el anuncio realizado por el gobernador Gildo Insfrán de otorgar una bonificación extraordinaria de cinco mil pesos que se pagará con los haberes de julio a efectivos policiales que realizan tareas vinculadas a la emergencia sanitaria, hubo satisfacción en la fuerza.

En ese sentido el subjefe de la policía provincial, comisario general Cirilo Bobadilla dijo que es “una noticia alentadora, positiva para todos los policías el reconocimiento que nos hace nuestro gobernador de este incentivo salarial”.

Recordó que como policías, “Fuimos preparados profesionalmente para combatir el delito, la seguridad pública y en este caso nos dieron la tarea específica de realizar un control en lo que tiene que ver la salud pública, del ingreso de personas, en los límites provinciales”.

Puso en contexto la difícil situación por casos de Coronavirus que atraviesan las provincias vecinas de Chaco y Salta y el Paraguay.

“La policía realiza un gran trabajo, en lugares inhóspitos, cuidando que no ingrese gente de manera clandestina, por el peligro que significa el ingreso de personas foráneas que puedan ser portadoras de este virus” precisó.

Dijo Bobadilla que desde el 20 de marzo, fecha en que comenzó el arrancó el aislamiento social dispuesto por decreto del PEP se dispuso que el 70% del personal que trabajaba en tareas administrativas en los distintos departamentos, pase al trabajo operativo.

“Tenemos una fuerza efectiva de 6 mil hombres, el 30% sigue trabajando en administración y el resto lo hace en las calles. Hay 14 controles en el área Capital, independientemente que gente de Capital es destinada cada quince días a cubrir Línea Barilari, Fortín Belgrano, Aibal Silencio” enfatizó.

Allí el trabajo policial llevó al secuestro hasta la fecha de 80 embarcaciones en la zona del rio Bermejo que en épocas normales son utilizadas por pobladores para cruzar al Chaco o a Formosa, pero en “esta situación extraordinaria la policía tuvo que ejercer un estricto control para evitar el paso de personas por esos lugares”