Compartir

Benjamín Villalba, subgerente de REFSA, explicó cuál es la situación en cuanto a la energía eléctrica en la zona que fue azotada por el fenómeno meteorológico que afectò principalmente a la localidad de Misión Laishí.

“La información que estamos manejando es que hubo ráfagas importantes de viento sobre la ruta 81, específicamente cerca de la estancia La Alegría, las cuales tumbaron tres estructuras de 135.000 voltios. La energía que normalmente sale de Formosa hacia Pirané y de allí hasta Ingeniero Juárez fue interrumpida por esta catástrofe. El servicio en la provincia, a excepción de Laishí, está siendo abastecido por la interconexión”, detalló.

“Nosotros seguimos el protocolo de catástrofes, el cual es dar energía de forma inmediata al hospital, la Policía, la Municipalidad y el agua potable y vamos a seguir evaluando a qué parte del pueblo se puede brindar energía, ya que hay muchos cables caídos, nosotros no vamos a arriesgar la vida de ninguna persona”, afirmó.