Compartir

A través de la campaña “No Estás Sola”, la Secretaría de la Mujer de Formosa atendió 500 casos de situaciones de violencia durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido por el COVID-19.

Desde el inicio mismo de la cuarentena, el organismo a cargo de la licenciada Angélica García puso en marcha la mencionada campaña con el objetivo de brindar contención, protección, asesoramiento y acompañamiento a las personas en situaciones de violencias a través de diferentes canales de comunicación.

Al respecto, la doctora Natasha Krupnik, directora de Asistencia Integral e integrante del equipo técnico interdisciplinario de la Secretaría, remarcó que “desde el primer día del aislamiento social continuamos la asistencia y en ningún momento la interrumpimos. Fuimos diseñando nuevas estrategias y herramientas durante esta situación que nos sorprendió a todos y todas”.

Entre ellas citó a las líneas de contacto permanente a través de las redes sociales y WhatsApp, que funcionan las 24 horas y los siete días de la semana. “De esta manera, llegamos a todo el territorio provincial, porque no se trata sólo de la ciudad capital, este organismo llega a toda la provincia”, subrayó.

“Desde el primer día del aislamiento hasta el lunes pasado hemos atendido a 500 personas”, enfatizó la letrada, marcando que “estamos hablando de personas, no de frecuencia de las asistencias, porque cada caso necesita un asesoramiento legal, psicológica, social y de salud, una articulación con los Juzgados, la Policía y las Áreas Mujer de las Municipalidades del interior y un seguimiento”.

Hizo notar que “se trata de un trabajo arduo durante toda la semana, las 24 horas, no hay feriados ni pausas y en constante articulación con las comisarías policiales y las Oficinas de Violencia Intrafamiliar (OVI)”.

En esa línea, la letrada detalló cómo es el proceso de una denuncia, aclarando que “no es lo mismo una denuncia que una exposición, ya que esta última es una declaración que hace la persona en una dependencia policial. Es un mero trámite administrativo y no se deriva a un Juzgado, salvo que de la misma surja algún tipo de delito, con lo cual el comisario o el oficial debe asesorar a la persona a que haga la denuncia policial”.

Puntualizó que la Ley 26.485, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, establece que “si de la exposición surge algún tipo de violencia la Policía tiene el deber de derivarla a los Juzgados”.

Teniendo en cuenta que ello puede suceder o no, aconsejó que “siempre es más conveniente hacer una denuncia porque en la misma la persona tiene que declarar toda la situación que está viviendo lo más profundo que se pueda porque de la denuncia va a surgir lo que se va a derivar al juez, que en base a eso va a dictaminar, midiendo el riesgo, por ejemplo las medidas de protección”.

“Tampoco es que nosotros obligamos a hacer la denuncia, ni mucho menos; es a voluntad de la persona, que recibe el asesoramiento de cómo tramitar, dónde hacerlo, qué exteriorizar, porque están en una situación de miedo y de amenazas, por lo cual hay que explicar los pasos para que este miedo se transforme en conocimiento de derechos y de esta manera poder exigirlos”, esclareció la doctora Krupnik.

Informó que la persona que se encuentre en una situación de violencia puede denunciar en la comisaría más cercana a su domicilio, los Juzgados de Paz, las Oficinas de Violencia Intrafamiliar (OVI), las Fiscalías de turno y por vía web a través de www.jusformosa.gob.ar.  

Finalmente, reiteró que las vías de contacto con el organismo incluyen las líneas telefónicas 911 (urgencias) y 144 –que es nacional y desde donde se deriva la llamada a la Secretaría de la Mujer de Formosa-, los celulares 3705 042460 y 3704 590763 (WhatsApp), las redes sociales Facebook (SecMujerFsa) e Instagram (secretariadelamujer) y el mail: secretariadelamujer@formosa.gov.ar