Compartir

Fueron complementadas con la difusión de cuidados para prevenir enfermedades y la entrega gratuita de medicamentos recetados

Vecinos originarios, que residen en la comunidad Villa Devoto, renovaron sus controles de salud, a través de una nueva recorrida realizada, de manera planificada, por un equipo interdisciplinario de salud del hospital de la localidad de El Potrillo.

Ubicada en la zona oeste de la provincia, a unos 600 kilómetros de la capital formoseña, las familias que allí residen reciben la cobertura de salud que ofrecen diariamente los efectores locales. Pero, periódicamente, se refuerzan los servicios con las visitas del equipo del hospital cabecera situado en El Potrillo, a pocos kilómetros, que se traslada hasta las comunidades cercanas.

En esta nueva jornada y bajo estrictos protocolos de seguridad para prevenir el COVID-19, niños, adultos y adultos mayores fueron beneficiados con atenciones en clínica médica y pediatría, controles de enfermería y consultas en general.

A lo anterior, fueron agregadas evaluaciones prenatales para las embarazadas, destinadas a los diferentes trimestres de la gestación, con el objetivo de actualizar el seguimiento del estado de salud tanto del bebé por nacer, como de la futura mamá.

Fueron, asimismo, entregadas cajas de leche, suplementos nutricionales y complejos vitamínicos para niños y embarazadas, y medicamentos indicados por receta. En tanto, que en los casos necesarios, fueron programados turnos para  interconsultas específicas y para el control de los tratamientos dados “sobre todo para los pacientes con diagnóstico de enfermedades crónicas como, por ejemplo, los diabéticos, hipertensos, patologías cardiovasculares, entre otros”, mencionaron.

El equipo que llevó a cabo el accionar, estuvo conformado por médicos, enfermeros, agentes sanitarios y vacunadores, quienes además de las prestaciones, promovieron en los vecinos hábitos saludables para prevenir enfermedades y poder mantener un buen estado de salud en todas las edades de la vida.

Algunos temas remarcados fueron: el lavado de manos frecuente con agua y jabón, acentuado en el contexto de prevención de la pandemia. También la consulta médica habitual con los respectivos controles y estudios complementarios. Tener “siempre al día” el carnet de vacunas “respetando las dosis y esquemas determinados por el calendario”.

Igualmente hicieron hincapié en el consumo mayoritario de frutas y verduras durante las comidas del día, la limpieza de los utensilios de cocina, la higiene de la vivienda, los patios y alrededores, además del cuidado del agua para consumo.