Compartir

Para el diputado provincial del PJ, Rodrigo Vera, el complejo escenario nacional a partir de una gestión como la de Mauricio Macri que “gobierno para los ricos y relega a provincia como Formosa”, tienen a sus “lacayos y alumnos que hacen los deberes sin chistar, como es el caso del ministro Buryaile y el senador Naidenoff”.

Expuso que “nuevamente vemos que todo es para la zona  centro del país, beneficiándose a unos pocos amigos y relegando nuevamente a provincias como Formosa”, para advertir que “Mauricio Macri tiene sus delegados y mayordomos en nuestra provincia, caso el ministro (Ricardo) Buryaile y el senador (Luis) Naidenoff, que jamás han levantado la voz para reclamar por la cantidad de obras que han frenado en nuestro territorio, al contrario, cual lacayos entregan en bandeja al poder central los intereses de los formoseños”.

Al describir su punto de vista acerca del escenario nacional, lo sintetizo de manera particular con “un dato, una anécdota y una certeza”.

“Primero, el dato , son los cortes energéticos en Buenos Aires que ya afecto a 300 mil personas el fin de semana, mientras que el presidente Macri le perdono una deuda de 19 mil millones de pesos a las empresas eléctricas, por la sencilla razón de que él tiene intereses dentro de estas compañías”.

Advierte que “cuando uno condona deudas y, parte de esas deudas son multas por no mejorar el servicio eléctrico, entonces pasan estas cosas. Es resultado de mezclar intereses empresarios con los intereses generales de todos los argentinos”.

“Esto, lo del Correo, lo de la línea aérea Avianca, no hace más que demostrar que para Macri todo forma parte de una empresa. Para él la Argentina misma es una sociedad anónima donde lo único intereses que valen son los de él y de los empresarios amigos”, afirmo.

Por otro lado y acerca de cuál es la anécdota, expuso que “tiene que ver con la cuestión laboral y sobre todo del sector docente”, evocando “una respuesta que pinta de cuerpo entero a Macri”. Recordó justamente cuando “el año pasado se estaban dando los primeros despidos masivos le preguntaron qué mensaje le daría a esta gente que estaba quedándose sin trabajo, y respondió: que sean felices”. Para Vera “se trato de una repuesta cínica e insensible para quien se queda sin la posibilidad de llevar el alimento a sus hijos y sin un futuro”.

Entiende que “es la misma insensibilidad a la hora de negociar salarios, al atacar a los sindicalistas o todo político que se ponga en contra de sus políticas. Han venido hablando de la unidad y el dialogo, pero en la práctica están demostrando todo lo contrario, desde las redes sociales y los medios de prensa”.

Finalmente y en torno a la certeza, sostuvo que “en este contexto de incertidumbre a nivel nacional, en Formosa tenemos un proyecto político que claramente permite amortiguar estos problemas”. Admite que “es imposible quedar ajenos a esos problemas porque somos parte del país, pero insisto y de esto todos los formoseños somos conscientes, que al tener un proyecto político fuerte y un gobernador con decisión que primero piensa en la gente, es que podemos disfrutar de una paz social y de sueños cumplidos y confianza en alcanzar los que aun nos faltan”.