Compartir

Mientras se cumplen compromisos en tiempo y forma, otras recurren al mercado para financiar gastos corrientes

Dos provincias han vuelto a recurrir al mercado para el financiamiento de gastos corrientes, sobre todo para poder cumplir con el pago de sueldos a los trabajadores estatales, en lo que constituye una medida en contrario a lo que solicitó recientemente a los estados federales en el Consejo de Responsabilidad Fiscal el ministro de Hacienda y Finanza públicas, Alfonso de Prat Gay.

Los especialistas en estos temas destacaron cuan diferente es la situación de pocas provincias  que tienen superávit fiscal  como resultado de una responsable y austera administración, lote integrado por   San Luis, La Pampa, Santiago y Formosa.

Incluso se subraya a nuestra provincia, que pese a un escenario económico-financiero nacional difícil, incluso con ingresos resentidos al tesoro provincial por una baja en los ingresos en términos reales, se mantiene cumpliendo con los compromisos asumidos. Es que no son muchos los estados argentinos que como Formosa, el ultimo día hábil de cada mes cancelan la totalidad de salarios con sus agentes públicos, incluso sostiene las importantes inversiones en infraestructuras de servicios sociales, como hospitales, centros de salud y escuelas.

Una de las endeudas ha sido Chaco que se acudió al mercado interno para financiar gastos corrientes.

La vecina provincia había llamado a licitación por 75 millones de pesos, pero tras recibir ofertas por $ 238.164.000, decidió ampliar el monto hasta adjudicar $82.791.000 en dos tramos: a 49 días, $46.232.000 a una tasa de 25% anual, mientras que a 91 días de plazo se adjudicaron $36.559.000 a una tasa de 25,45%.

Mendoza, por su parte,  hizo roll-over para financiar el déficit y aseguró que seguirá tomando deuda cada dos meses. Entre ambas, tomaron $258,2 millones en el mercado local.

Colocó de $175.404.400 de la Letra Serie V del Tesoro Provincial a 116 días a una tasa 25,48%. En este caso también, como la oferta de $266 millones superó el monto original de la licitación, $100 millones, la Agencia de Financiamiento mendocina aprovechó para ampliar el resultado de la licitación.

Fue una colocación de bajo monto cuyo objetivo fue renovar las que vencían ahora, según lo explicó  Lisandro Nieri, Director de la Agencia de Financiamiento, quien  adelantó que en diciembre se hará un nuevo llamado con plazos más prolongados.