Compartir

A través de una solicitada, la Agencia de Apuestas y Afines de la República Argentina (Aphara), y la Unión de Trabajadores de Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) hicieron público su rechazo a la creación de un impuesto al juego que se está tratando en el Congreso para costear cambios en Ganancias, y anunciaron medidas de fuerza a partir de hoy.

Por su parte el responsable del Instituto de Asistencia Social (IAS) Edgar Pérez, titular del IAS comentó que los trabajadores “están de acuerdo con la decisión que introduce un impuesto de 0,75% sobre cada apuesta captura por un medio electrónico, sobre la cual hoy la AFIP tiene control.

La ley también propone aplicar un canon de 40 mil pesos anuales por cada máquina instalada en una sala de juegos”.

Dijo que “Esto sin dudas tiene un impacto para el operador privado sino también que el impuesto sobre cada apuesta será pagada por el apostador.

Hoy no hay sorteos en todo el país, no abren las salas de juegos en todo el país. Si bien el proyecto es presentado por un diputado, es avalado por el gobierno nacional”.

Agregó que desde el sector, “Se intenta llamar a la reflexión, que no se obnubilen, porque cuando se toman medidas sin tener certeza clara de cómo es el funcionamiento de la actividad, ni qué tributos ya paga, ni cuáles son las ganancias y los recursos que provienen del juego oficial, se corre el riesgo de equivocarse y tomar medidas que van a perjudicar  en definitiva a la población otra vez”.

“Cuando vemos que más de 240 mil familias dependen del juego oficial, y éste se le pretende aplicar un impuesto así que generará consecuencias, indirecta o directamente este impacto lo trasladará a la familias que trabajan en agencias, casinos, y en aquel apostador” señaló Pérez.