UNaF: efectuaron la denuncia contra los agresores de la Línea Azul

Compartir

 Ante los hechos violentos ocurridos en la mañana del martes, previo a las elecciones de Claustro Docente que debían realizarse en la UNaF, por la que se resolvió trasladar el proceso al Consejo Profesional Ciencias Económicas de Formosa, las víctimas de agresiones realizaron la denuncia correspondiente.

De esta manera, en horas de la tarde, se presentaron en la Comisaria Sexta, el doctor en Geografía y docente de UNaF, Ricardo Conte; Pabla Casales, personal no docente de la Biblioteca; Angélica Cabrera, estudiante del profesorado en Geografía y Leandro Adrián Flores, periodista de Multimedio Mariano Moreno, para hacer efectiva la denuncia por haber sido golpeados y maltratados en el momento que se retiraban del campus universitario.

En principio, Casales precisó a la Agencia de Noticias Formosa (Agenfor) que todo ocurrió cuando “nos presentamos para llevar a cabo las elecciones del Claustro Docente, pero veíamos mucha violencia, maltratos y golpes, por eso se decidió realizar el proceso en otro lugar”.

Señaló que mientras se retiraban, escuchó claramente cuando el profesor Rafael Olmedo, dirigente de Línea Azúl, dio la orden para atacar, y un grupo de encapuchados los atacó con golpes de puño y patadas.

La mujer pidió que la violencia termine y dijo que pudo identificar a alguno de sus agresores, personas ajenas a la Unaf.

Por su parte, Leandro Adrián Flores, periodista del multimedios Mariano Moreno señaló que la mañana se presentó complicada desde el inicio, cuando algunas personas impedían el ingreso al proceso electoral a presidentes de mesa y votantes.

Relató que  “cuando nos estábamos retirando para ir a otro lugar, un grupo nos iban empujando hacia afuera, en ese momento golpean a un profesor y cae al suelo, una chica lo quiere ayudar, la empujan y se golpea contra una piedra”.

En medio de este ajetreo, también fue maltratado y mencionó que “me golpean y caigo, y ahí me dieron tres patadas en la cabeza, un profesor me levanta y a él también lo tiran al piso”.

Lamentó la situación, manifestando que “fue un momento horrible, insultaban, denigraban, los hombres golpeaban a la mujeres por la espalda”.

Por su parte, Angélica Cabrera, estudiante de Geografía, comentó que “en el día de la fecha acudimos según la disposición de la junta electoral actual y de lo que ratificó la justicia federal de Formosa y Resistencia para que estas elecciones se lleven a cabo de manera democrática”.

Aseguró que estaban acreditados como prensa estudiantil para poder registrar todo el acto electoral.

“Sin embargo, fuimos testigos de la manera violenta y patotera de la agrupación que hoy está como centro de estudiantes en humanidades, Línea Azul, encabezado por su referente Rafael Olmedo, con complicidad del rector”, expresó Cabrera.

 En esa línea, indicó que “se atrincheraron en el módulo de la Facultad de Ciencias de Salud, donde se tenían que llevar a cabo las elecciones”.

 “Fuimos violentadas, nos empujaron, nos tiraron los bancos que habían dispuesto alrededor del intermódulo para que no ingresen los docentes nos agredieron física y verbalmente”, lamentó.

Luego de sufrir estos ataques se retiraron del lugar para evitar más confrontaciones, afirmando que  “esas personas estaban muy nerviosos y alterados, algunos parecía que estaban bajo los efectos de estupefacientes, había personas que no eran parte de la universidad”.

Además, afirmó que habían  contratado personal de seguridad “que nunca había estado ahí adentro y todos fueron cómplices de lo que pasó a la salida del campus”.

Expuso que muchas personas fueron testigos de cómo estudiantes han insultado y golpeado a docentes de larga trayectoria.

“Es una situación lamentable y tiene un costo social muy grande, porque nosotros pretendemos poder trabajar para una Universidad donde se pueda bregar por una unidad estudiantil, donde todos los claustros sean parte del trabajo colectivo para poder mejorar aspectos importantes, sin embargo, hoy, sufrimos la violencia”, remarcó.  

Por último, asintió que “este grupo de personas se quiere perpetuar en el poder a costa de lo que sea y hoy los mismos docentes pusieron el cuerpo para reconstruir la Universidad y que estos violentos puedan salir de ese lugar para mejorar como comunidad”.