Compartir

Este miércoles, los médicos Hugo Bareiro y Pablo Rodríguez comentaron acerca de su rol en el primer eslabón sanitario de la provincia y pusieron en relieve que no sólo desde la Unidad de Pronta Atención de Contingencia (UPAC), se realizan los test de coronavirus, sino que “la red provincial de salud también realiza el mismo trabajo, en una menor cantidad pero con el mismo nivel de capacidad e idoneidad del que trabajamos nosotros”

En este sentido, Bareiro, quien es responsable de la UPAC, explicó que cuando se diagnostican casos positivos a COVID 19, el equipo sanitario realiza un procedimiento “cápsula” en el que se testea a los contactos estrechos y contactos de contactos de ese paciente positivo, “a ellos les hacemos tres hisopados, uno al ingreso, otro al séptimo día y el último al día 13, a los efectos de tener la máxima seguridad de que están aptos para reintegrarse en la comunidad”. 

Asimismo, se realizan hisopados en los centros de alojamiento preventivo al primer día de ingreso de la persona y al día 13 de su cuarentena. 

Por su parte, el médico comentó que se llevó a cabo un trabajo responsable en la detección de búsqueda activa de casos en la ciudad de Clorinda en su momento, y que a raíz de lo sucedido en un obrador en La Rinconada se realizó un arduo relevamiento de casos sospechosos, contactos estrechos y contactos de contactos; “realizamos 675 hisopados y muestras de sangre para hacer serología de inmunoglobulina para definir si han tenido o no el virus”.

“605 de esos test los realizamos nosotros como equipo de UPAC y el resto (70) lo realizó el equipo local de Ingeniero Juárez, que también trabaja arduamente”, continuó el médico.

Asimismo, valoró que el cuerpo médico tenga todo el equipo de bioseguridad correspondiente para enfrentar la pandemia. 

“Tenemos un protocolo para equiparnos y contamos con todo el equipamiento sanitario en cantidad suficiente y necesaria, para enfrentar cualquier dificultad que se nos presente en cualquier lugar de la provincia, vayamos a donde vayamos”, advirtió.

En este marco, agradeció “el acompañamiento de los subsecretarios, el Dr. Crocci, la Dra. Mirassou, y la Dra. Ruíz, quienes permanentemente nos están acompañando en esta tarea. Detrás nuestro hay un gran equipo y sin ellos y ellas, no podríamos hacer mucho, es inestimable la colaboración que nos brindan”.

Para cerrar, Bareiro indicó que el gobernador Gildo Insfrán es un referente para el equipo médico “nos transmite una filosofía de que la salud no sólo consiste en atender a los enfermos sino también enseñarles las bondades de gozar de buena salud para poder tener una mejor calidad de vida. La visión que tiene es admirable y verdaderamente hace que nuestro compromiso como trabajadores de la salud esté a la altura de la actitud de nuestro gobernante”. 

Por su parte, el coordinador médico de la UPAC, el Dr. Pablo Rodríguez, subrayó que el cuidado más estricto es para con el personal sanitario; “vemos qué hacen, cómo tocan, si es que se tocan la cara, si es que se les rompe el traje ya los desanitizamos, desvestimos y volvemos a vestir, constantemente estamos con ese riesgo día a día y al ser una enfermedad tan fácil de contagiar nosotros debemos tomar los recaudos necesarios”.

Sobre el final valoró la “buena predisposición” de los pacientes, “las personas son conscientes que el hisopado es un control para ellos y para sus seres queridos, en el oeste por ejemplo, la comunidad aborigen nos recibió muy bien, ya estaban interiorizados del trabajo que íbamos a hacer y fueron muy predispuestos”.