Compartir

Hay un fenómeno de descenso que comenzó en el puerto de Rosario.

El río Paraguay en el puerto de Formosa aumentó 17 centímetros en los últimos dos días, según informó el coordinador ejecutivo de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua (UPCA), ingeniero Horario Zambón, puntualizando en que este martes 21 llegó a 5,68 metros. 

Sin embargo, indicó que “la tendencia general es de descenso”, brindando detalles de los centímetros de baja en diferentes puertos: El Olimpo, 23 centímetros; Murtinho, 51; Valle-Mí, 83, Concepción, 53, Antequera, 12 y Rosario cuatro centímetros.

Especificando que el proceso de suba del río Paraguay se da por una serie de frentes de tormenta que se dieron a fines del mes de febrero y principio de marzo que se habían estacionado en el sector medio de la cuenca.

“El traslado de ondas desde aguas arriba hacia abajo y el fenómeno de disminución de los niveles del río se da en el puerto de Rosario”, indicó; y agregó que los puertos de Pilcomayo, Villeta, Alberdi y Formosa siguen en alza.

“Este fenómeno durará aproximadamente cinco días, que es el tiempo de traslado de ondas desde el puerto de Rosario al de Formosa”, añadió el responsable del área.

A modo de resumen, aseguró que “la tendencia del descenso en general ya está firme y según los datos meteorológicos habrá falta de frente de tormentas en toda la zona”.

Indicando que “para el fin de semana tendremos una estabilidad de los niveles hidrométricos y luego entrará en un periodo de leve descenso”, brindando tranquilidad a ciertos sectores que venían preocupados por la crecida.

En ese marco, Zambón detalló que hay tres estaciones de bombeo con compuertas cerradas: Laguna Sian, 9 de Julio y San José Obrero, considerando que “con seis metros, conforme al protocolo de operación, tendrían que proceder a los cierres de compuertas de otras estaciones, como la del barrio San Agustín, La Floresta y Bernardino Rivadavia”.

“Con los números que tenemos actualmente todavía hay un margen para no cerrar y seguir monitoreando”, comentó.

No obstante, antes de finalizar, estimó que “es muy probable que no llegue a los seis metros y se detenga en 5,80”.