Compartir

Provincialización de Formosa

Por Ley N° 14.408 del 28 de junio de 1955 se provincializaron algunos Territorios Nacionales, entre ellos, Formosa. La medida encontró a Arturo Iglesias Paiz como primer mandatario. El 5 de abril de ese año, el presidente de la Nación  recibió a una delegación de representantes de Formosa quienes expusieron  la necesidad de que estos territorios adquirieran el rango de provincia. La opinión  y deseos de los habitantes de esta jurisdicción fueron expresadas por Arcadio Salemi.

Cesa en sus funciones el Gobernador  Alberto Domingo Montoya

Fue el primer gobernador de la provincia nacido en ella. Nació el 2 de  febrero de 1924 en la localidad de  Estanislao del Campo. Cursó sus estudios  primarios en la Escuela N° 44. Se recibió de abogado en  la  Universidad de La Plata. Militó en la Unión  Cívica Radical del Pueblo. Fue Convencional Constituyente en 1957 y Gobernador de Formosa  desde el 12 de octubre de 1963  hasta el 28 de junio de 1966,  como consecuencia de truncarse el mandato  constitucional  por el golpe de Estado  .que derrocó al Presidente  Arturo Humberto Illía.

Habilitan obras en Mayor Villafañe.

Con la asistencia del gobernador de la Provincia  y altas autoridades quedaron inauguradas distintas obras públicas en la localidad de Mayor Villafañe. La pista de aviación, el matadero municipal y un puente sobre el riacho Salado para el acceso a la localidad de El Olvido fueron algunas de las obras  habilitadas. Ocurrió el 28 de junio de 1964.

Juan Bautista Justo

El 28 de junio de 1865 nació en Buenos Aires el dirigente político Juan B. Justo. Fundador del Partido Socialista (el día de su cumpleaños de 1896) se destacó  en la defensa de los derechos de los  trabajadores. Fue diputado y senador  de la Nación. Se casó en segundas nupcias con Alicia Moreau, una de las destacadas militante de las luchas feministas.

Quiebre institucional

El 28 de junio de 1966 un golpe militar derrocó al presidente constitucional Arturo U. Illía. El radicalismo  había logrado el Poder Ejecutivo por una elección  en donde el peronismo estaba proscrito y el triunfador obtuvo solo poco más del 20% de los votos, lo que le restaba  cierta legitimidad popular. Illía presentó una gestión honesta  y eficaz, acosada por los sectores sindicalistas adictos al peronismo. En la asunción del presidente de facto Gral. Juan C. Onganía, asistió el principal dirigente obrero, Agustín Vandor.