Compartir

BARTOLOME DE LAS CASAS

Tras seis meses fuera de la Provincia, cumplieron el aislamiento preventivo y sólo tuvieron palabras de agradecimiento hacia el Gobierno provincial por la atención recibida

Momentos de gran emotividad se vivieron este sábado en el Centro de alojamiento preventivo que dispuso la Policía de Formosa en la localidad de Bartolomé de las Casas, lugar donde 98 originarios que habían estado trabajando en la cosecha de limones en Salta cumplieron la cuarentena obligatoria de dos semanas para poder reencontrarse con sus familias con la total seguridad de que no son portadores del COVID-19.


El ministro de la Comunidad, Aníbal Francisco Gómez, y el subjefe de la Policía, comisario general Cirilo Bobadilla, fueron los encargados de despedir a este nutrido grupo de originarios que estuvo fuera de la Provincia durante seis meses, trabajando temporalmente en Salta, y tras ingresar por el Programa de Ingreso ordenado y administrado cumplieron la cuarentena obligatoria establecida por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19.


“Han cumplido la cuarentena y pueden volver a sus hogares, seguros de que no son portadores de este virus, tranquilos porque no van a contagiar a sus familias. Son jóvenes, y si bien el virus puede ser leve en ellos, no así en sus padres, abuelos y personas de su familia enfermas que podrían llegar a tener otro comportamiento y producir enfermedades graves e incluso la muerte”, subrayó el ministro Aníbal Gómez en declaraciones a AGENFOR.

Gómez


El titular de la cartera social transmitió la felicidad de estas personas que se encuentran sanas, y a pesar de haber estado en una provincia con altos índices de contagio, hoy pueden reencontrarse con sus seres queridos. “Esto es el resultado del Modelo Formoseño, que es integral e integrado, donde cada cual cumple su rol: la Policía cuidando el acceso a nuestro territorio; los agentes de la salud cuidando a los formoseños; con un sistema sanitario fortalecido en todos sus niveles, primero, segundo y tercer nivel; y también con un Hospital de Alta Complejidad y un Hospital como el Interdistrital Evita, preparado y equipado exclusivamente para atender pacientes COVID”, enfatizó.


El ministro aseguró que este trabajo articulado tiene un conductor que “sabe lo que hay que hacer y hace lo que tiene que hacer: el gobernador Gildo Insfrán” y en este contexto, precisó que “Formosa tiene un bajísimo porcentaje de enfermos por coronavirus, los cuales están bloqueados y controlados” y valoró el hecho de que el virus no se cobró la vida de ningún formoseño.

Comparó que muy distinta es la situación epidemiológica de provincias de la región como Salta, Jujuy, Chaco, y los países vecinos que tienen su sistema de salud colapsado, donde se da una suerte de “sálvese quien pueda y muchas veces se dificulta conseguir camas, respirador o brindar un tratamiento con plasma, el único tratamiento hasta ahora que ha demostrado que es altamente efectivo”.


“En Formosa tenemos pacientes que reciben tratamiento de plasma, tenemos un sistema de salud pública preparado y equipado, con el Hospital Evita que está dando una atención de primer nivel y esto se demuestra con los resultados que se exhiben hasta la fecha”, enfatizó.


Por otra parte, Gómez aludió a que hace algunos días compartieron un almuerzo con los residentes del centro de alojamiento, oportunidad en que hicieron entrega en nombre del gobernador Insfrán de un juego completo de indumentaria deportiva, además de zapatillas, camisas, pantalones, ropas de abrigo, ropa interior y camperas, gesto que nuevamente fue destacado en la jornada de este sábado por los originarios de Bartolomé de las Casas.

Bobadilla


Por su parte, el subjefe de la Policía, comisario general Cirilo Bobadilla, consideró que “tras las versiones y el fogoneo de gente que seguramente tenía una intención política, otro fin, hoy estamos acá para despedir a estos ciudadanos formoseños que estuvieron trabajando en Salta, a quienes se les autorizó a ingresar a la Provincia y hoy culminan la cuarentena preventiva”.


El comisario general reveló que “más de 300 ciudadanos formoseños ingresaron esta última semana al predio policial, lugar donde se alojaron estas 98 personas con todas las comodidades y suministros básicos, como las cuatro comidas diarias, provisión de agua potable, hielo de manera permanente, sanitarios adaptados, luz eléctrica. Ellos mismos dieron sus testimonios de que fueron bien atendidos y tratados por el personal policial y de salud”.


La Policía afectó en este centro de alojamiento preventivo a 40 efectivos, en tanto la comida fue tercerizada a una cooperativa.


El subjefe describió a la Policía de Formosa “como una institución comprometida con el Modelo Formoseño. Estamos a la altura de las circunstancias. La Policía con todos sus hombres, hasta el oficial superior de la máxima jerarquía demuestra el grado de compromiso con la Provincia. Ese es nuestro objetivo, nuestra consigna, seguir trabajando para cuidar desde nuestra función la salud pública”.

Testimonios


Por su parte, Andrés Pereira, representante de la comunidad, agradeció al Gobierno Provincial por las comodidades brindadas para que los jóvenes puedan cumplir la cuarentena en este lugar, que fue elegido por los propios padres de los trabajadores temporarios.


Criticó las informaciones falsas que circularon por las redes sociales y aseguró que en todo momento se consensuó con los padres primero, y con los jóvenes después, el lugar a realizar la cuarentena.


Ireneo Insaurralde, un joven que este sábado retorno a su hogar, aseguró que fueron muy bien atendidos durante los 15 días tanto por el personal policial como de salud y valoró de manera muy especial que ninguno de los 98 trabajadores contrajo el virus.


Asimismo, Nelson Quintana, expresó su enorme alegría de reencontrarse con su familia tras seis meses fuera de la Provincia y hacerlo con la total seguridad de estar sano y sin posibilidad alguna de contagio del virus a sus seres queridos.