La modalidad de EIB en el sistema educativo provincial

Compartir

Cuando en Formosa se habla de que la Educación es una cuestión de Estado, su fundamento se encuentra en varias políticas educativas desarrolladas a lo largo de la gestión del gobernador Gildo Insfrán. Entre ellas, las implementadas en la Educación Intercultural Bilingüe (EIB) pues, a diferencia de otras provincias del país, la educación EIB, es considerada una modalidad y se encuentra en los tres niveles obligatorios (Inicial, Primaria y Secundaria) y también en el nivel Superior.

Debido a las acertadas decisiones tomadas por el Estado y ejecutadas a través del Ministerio de Cultura y Educación, a lo largo del territorio formoseño, esta modalidad es ejercida con responsabilidad, respeto e importancia y se ve reflejada en las 321 obras educativas ubicadas dentro de 14 Delegaciones Zonales presentes en las distintas etnias indígenas.

En lo que respecta Inicial, hay 145 estructuras edilicias, 26 en Primaria, 47 en secundaria y 145 en educación Superior. En referencia a las diferentes etnias, hay un total de 54 unidades escolares en la comunidad Pilagá, 89 en la Qom y 178 en la Wichí.

A su vez, la existencia de estas infraestructuras edilicias específicas, permiten arrojar resultados de avances en las trayectorias escolares en las comunidades aborígenes. Es decir, los habitantes de los pueblos originarios, estudian su lengua, su cultura, su historia en su propia tierra, y esa formación, hoy, se resume en 173 docentes indígenas de Nivel Inicial, 413 de Nivel Primario, 75 de Secundario y tres de Superior. Números, que representan más que una cifra, es el verdadero rostro de la Justicia Social.

Para seguir representando esta equidad de derecho, este grupo de docentes se encuentra divido en 25 educadores de la etnia Pilagá, 54 de la Qom y 94 de la Wichí, dentro del cuerpo educativo de nivel preescolar. En Primaria hay 33 en la comunidad Pilagá, 95 en la Qom y 285 en la Wichí. En educación Secundaria, hay 16 docentes pertenecientes a Pilagá, 27 a Qom y 32 a Wichí, mientras que hay dos docentes en institutos superiores y tres la oficina de la modalidad de EIB, uno de cada etnia.

En cuanto al porcentaje de Maestro Especial de Modalidad Aborigen (MEMA) y Profesores de Lengua y Cultura Aborigen (LyCA), el 30% son docentes mujeres y el 70%, hombres.

Esto implica la inversión de recursos y modos específicos de intervención pedagógica, con el propósito de garantizar las mejores condiciones en las trayectorias escolares de los estudiantes y la igualdad de oportunidades para todos los niños/niñas y jóvenes.

Además, la producción de materiales educativos desarrollados por la Modalidad de EIB, destinados a fortalecer las prácticas de alfabetización en las lenguas y culturas, contribuyen a la preservación y desarrollo de la diversidad lingüística y cultural de los formoseños. La participación de los referentes de cada pueblo, compone el eje sobre el cual se diseñan y producen los materiales educativos y de difusión.

La modalidad de EIB en el sistema educativo provincial, garantiza los derechos sociales y culturales de los Pueblos Originarios. Tanto la Constitución Provincial, como La Ley Integral del Aborigen Nº 426 y la Ley General de Educación Nº 1613, reafirman “la auténtica identidad multiétnica y pluricultural” de la provincia. En este contexto, la Educación Intercultural Bilingüe es la línea de política educativa que se inscribe en el Proyecto Provincial como objetivo y que hace realidad el Gobierno de la Provincia de Formosa.