Compartir

“Estamos indignados y muy preocupados por la grave discriminación que estamos sufriendo de la delegación Anses de Ingeniero Juárez, donde si no simpatizas con el partido gobernante nacional Cambiemos no merecemos ser recibidos y mucho menos escuchados”, denuncian dirigentes aborígenes del departamento Ramón Lista. Estos afirmaron que siquiera les asignan un turno y se les impide poder gestionar algo sencillo como el CUIL, mucho menos algún trámite más complejo relacionado a los centenares de planes sociales dados de baja.

Isaías Fernández y Reynaldo Collman, dirigentes sociales de comunidades indígenas de María Cristina y Tanta Teresa, en el extremo oeste formoseño a mas de 650 kilómetros de esta capital, junto a otros pares de poblaciones de esa región como Pozo las Chivas, El Breal y Breal Viejo, expusieron el crítico cuadro por el que están atravesando a partir de esto que afirmaron se trata de una “segregación total porque no respondemos a Cambiemos”.

“La verdad que estamos muy indignados, porque me parece que es una falta de respeto, dicen una cosa y hacen otra. Dicen públicamente que son democráticos y respetuosos, pero en la Anses de Ingeniero Juárez se atenta contra el carácter obligatorio de la atención pública, y de forma ilegal se nos discrimina,  hay un menosprecio al pobre a partir de las  asignaciones, pensiones y becas que dieron de baja sin ninguna explicación”, lamenta Collman.

Dijo que la región a la que alude comprende a poblaciones y parajes situados en el departamento Ramón Lista, donde habitan unas 14.000 personas, de las cuales más de diez mil son aborígenes, y otro importante grupo de comunidades indígenas se cuentan en una porción del departamento Bermejo.

Isaías Fernández expuso “son muchos y graves” los problemas que sufren con la delegación de Anses en Ingeniero Juárez. Dijo que desde María Cristina hasta dicha población de cabecera tienen que trasladarse unos 200 kilómetros, y cuando llegan hasta allí son “discriminados por cuestiones políticas, nadie nos atiende pese al enorme sacrificio que hacemos para que nos resuelvan los problemas”.

“Cuando se trata de escucharnos, antes nos piden un papel con la firma del dirigente del partido gobernante nacional que es su referente, y en ese caso no hay necesidad de sacar turno y se los recibe a cualquier hora, de otra manera nadie les lleva el apunte”, afirmo

Para Reynaldo Collman, de la comunidad wichi de Santa Teresa, lo que “estamos padeciendo es una clara discriminación y se juega con el derecho de las personas” .

Afirmo que por trámites ante este organismo nacional si uno no es de Cambiemos se los deja a un lado totalmente. “Si uno no avisa y tiene el autorizado de los referentes del partido del gobierno nacional nadie te presta atención y mucho menos te atiende, no existes directamente”.

Conto que personalmente le dijo al responsable de la delegación juarense de Anses, Hugo Leguizamón, que “es ilegal y totalmente injusto que para algo tan sencillo como el CUIL, si no soy de Cambiemos no puedo acceder a mi código y mucho menos que me hagan algún otra gestión más complicada, pero se me burlo”.

Expuso concluyente la sensación de “mucha impotencia que ni turno no nos quieren dar, y cuando se trata de sus referentes, uno solo aparece y les dan quince números sin problemas para atender a las personas que lo acompañan, el resto somos discriminados”.