Compartir

Ante el contexto de pandemia, en el marco del dictado de las clases a través de la modalidad virtual, el Programa de Educación Sexual Integral (ESI) en Formosa, dependiente de la Dirección de Planeamiento Educativo del Ministerio de Cultura y Educación, prosigue llevando adelante sus actividades.

Así lo subrayó el profesor Sebastián Rossi, integrante del equipo del Programa ESI de Formosa, en declaraciones recogidas por AGENFOR.

“La Educación Sexual Integral es parte de la política educativa provincial y en este contexto de pandemia, el equipo del Ministerio nunca paró, tanto nosotros como los demás compañeros y compañeras de los niveles y modalidades continuamos trabajando en estas temáticas”, enfatizó.

Puso de relieve que “no nos olvidemos que uno de los ejes de la ESI es el cuidado del cuerpo, la salud y la afectividad, temas que en este cuadro de situación toman mucha relevancia”, marcando que los mismos “están presentes en los cuadernos formoseños para el dictado de las clases”.

En ese marco, “efectuamos el armado de propuestas contextualizadas acordes a la edad evolutiva de los estudiantes, porque la ESI tiene un claro enfoque pedagógico, es decir que está pensada de acuerdo a la edad evolutiva y al nivel de enseñanza, con lo cual tenemos saberes para el Nivel Primario y el Secundario”.

“Teniendo en cuenta los ejes planteados en la provincia, se hacen propuestas pedagógicas para los diferentes niveles y modalidades, a los fines de trabajar en los cuadernos formoseños”, apuntó el profesor Rossi.

Hizo notar que “la ESI está presente con el enfoque integral que propone la provincia de Formosa”, puesto que “es de carácter obligatorio para todos los niveles y modalidades, tanto gestión privada como pública”.

En este sentido, recalcó, la Educación Sexual Integral “es vista desde una manera transversal: cada espacio y área curricular tiene contenidos específicos para desarrollar”, ejemplificando que “el profesor o profesora de Ciencias Sociales o los de Lengua tienen los saberes propios que están tomados de los lineamientos particulares y los baja al aula y a las clases”.

“A lo que apuntamos es a que la ESI sea implementada de una manera sistemática, que no sean talleres aislados, sino por el contrario, que sea incluida en las propuestas curriculares y los proyectos institucionales, a los fines de que sea sistematizada”, concluyó.