Compartir

Charlas de concientización y recorridas en terreno para la inmunización de animales domésticos

En el marco de la “Semana Mundial contra la Rabia”, la cartera Sanitaria provincial llevó adelante distintas actividades de difusión de información para la concientización comunitaria, así como recorridas en terreno para la vacunación de mascotas.

Una de las jornadas tuvo lugar en la Escuela primaria Nº 31 ubicada en esta capital, oportunidad en la que profesionales del Ministerio de Desarrollo Humano formoseño de forma didáctica dieron a conocer información a los niños que acuden al 6to grado del turno mañana.

Veterinarios de este organismo tuvieron a su cargo la presentación de las temáticas, entre las cuales se recordó la importancia de la vacunación antirrábica de las mascotas, como perros y gatos que conviven con las familias en el hogar.

“El objetivo es profundizar en la concientización de nuestra comunidad, en pos de poner en práctica en las casas los cuidados necesarios para mantener una tenencia responsable de mascotas, vacunándolos contra esta enfermedad que se puede transmitir a los humanos”, explicaron los expositores.

En la misma línea, equipos técnicos del área de Vectores y Zoonosis del ministerio de Desarrollo Humano provincial a cargo del ministro José Luis Décima, concretaron a lo largo de la semana labores en terreno en distintos puntos de la provincia.

Las recorridas abarcaron barrios y zonas rurales, en las localidades como Laguna Blanca, Villa Dos Trece, Palo Santo y en la comunidad originaria Colonia La Primavera (Potae Napocna Navogoh); así como esta próxima semana continuará en Potrero Norte.

Semana mundial

El Día Mundial contra la Rabia es establecido 28 de septiembre en todo el planeta por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta fecha es el aniversario de la muerte de Louis Pasteur, el químico y microbiólogo francés que creó la primera vacuna antirrábica.

La rabia es una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso de los mamíferos, incluyendo al hombre. En nuestro país los transmisores de rabia son principalmente los perros y los gatos.

Las personas pueden contraerla a través de la mordedura de un animal rabioso, ya que el virus se encuentra en la saliva y en las secreciones. La enfermedad también se puede contraer por el contacto de la piel lastimada con la saliva de un animal infectado.

Síntomas

En las personas los síntomas que deben hacer sospechar el diagnóstico de rabia son: fiebre, inquietud, dificultad para tragar, dolor de cabeza, sensación de hormigueo en el sitio de mordedura o lamedura, días después de haber sido agredido por un animal.

En los perros y gatos los síntomas incluyen cambios de comportamiento, agresividad, salivación excesiva, imposibilidad de tragar o de beber, pupilas dilatadas, convulsiones, parálisis y muerte.

En cuanto a la prevención, en caso de sufrir una mordedura se debe: lavar la herida con abundante agua y jabón, no colocar alcohol ni otro desinfectante, y concurrir rápidamente al centro de salud u hospital más cercano para ser evaluado por un médico.