Compartir

Niños que concurren a la escuela 407 del barrio San José Obrero esta capital, se beneficiaron con un nuevo operativo de libretas de salud escolar en el que se llevaron a cabo numerosos controles integrales a fin de corroborar el estado de salud.

En este accionar, los destinatarios fueron los pequeños que asisten al  segundo ciclo (6to grado), quienes recibieron atención médica multidisciplinaria integral que abarcaron: controles antropométricos (medición de peso y talla), diversos exámenes pediátricos clínicos y físicos, controles odontológicos, y chequeos auditivos y visuales, entre otros.

Asimismo, fueron controlados los carnets de vacunación y se aplicaron las vacunas correspondientes la edad. Al respecto, los vacunadores señalaron que fueron suministradas todas las vacunas que corresponden a esta edad “triple bacteriana acelular y HPV”, insistiendo en que ambas deben recibirlas tanto las niñas como los niños de 11 años y según el esquema indicado por el calendario.

En la misma línea comentaron que también se dialogó con los padres que acompañaron a sus hijos sobre la importancia que tiene “la protección que brindan las vacunas a la salud previniendo diversas enfermedades, no solo en la niñez sino en todas las edades”, por eso los “invitamos a ir a nuestro centro para que toda la familia se ponga al día todas con la actualización de las vacunas”.

Este operativo fue concretado por un equipo del centro de salud El Pucú, efector que brinda a través servicios gratuitos desde la salud pública a los vecinos de este barrio y de otros aledaños con el firme objetivo de vigilar la salud integral y velar por el buen estado de salud de la comunidad.

Promoción de hábitos saludables

“Como lo hacemos siempre, en cada uno de los operativos de libretas de salud, además de los numerosos controles y exámenes que se realizan, promovemos en los padres y niños hábitos saludables. En esta oportunidad dialogamos sobre las medidas preventivas para evitar la presencia del mosquito Aedes aegypti en las viviendas; la importancia de consumir alimentos sanos, hacer actividad física y asistir a los controles médicos periódicos”, describieron.

Según se informó, desde el equipo, al finalizar las atenciones, fueron gestionadas las  derivaciones para interconsultas con especialistas en el centro de salud. Padres y docentes, valoraron positivamente el operativo sanitario, expresando que “es muy bueno estar al tanto del estado de salud de los chicos por medio de estos controles que pueden hacerse en un mismo día”.