Compartir

De manera ininterrumpida el hospital distrital de Las Lomitas junto a su equipo de salud refuerzan los controles a los niños mediante jornadas sanitarias que llegan a las escuelas de forma simultánea.

El objetivo es extender la cobertura de salud que el nosocomio dispensa a los niños en las inmediaciones del hospital y también con recorridas domiciliarias por las comunidades y poblados que se encuentran bajo su área de responsabilidad sanitaria.

En este marco, profesionales y agentes visitaron de manera consecutiva el JIN del “Hogar Juana Teresa” y la EPEP n° 42 emplazados en esta localidad, donde se brindaron numerosas atenciones y controles médicos como también desde otras especialidades a los escolares que allí cumplimentan con el ciclo lectivo 2017.

Cabe señalarse que las múltiples consultas y revisaciones dieron paso a la confección y actualización de las libretas de salud escolar, importante documento que acompaña a los chicos durante su paso por el nivel inicial y primario; que revela el estado de salud general, factores de riesgo y trastornos que puedan presentarse.

 

Las atenciones

 

Según señalaron desde el equipo de salud, los niños fueron abordados con “controles antropométricos: peso, estatura y talla; chequeos para corroborar la agudeza auditiva y visual; revisiones del estado bucodental; medición de la presión arterial, y otros exámenes determinados tanto físicos como clínicos”.

Paralelamente “fueron leídos los carnets de vacunas para detectar las dosis o esquemas faltantes” y seguidamente “fueron colocadas todas las que hacían falta para que estén con sus vacunas al día, principalmente para que los niños de los grupos de riesgos estén protegidos frente a las enfermedades prevalentes en el periodo de invierno, mediante la inmunización que ofrece esta campaña”, detallaron los vacunadores.

Las instancias de control pediátrico fueron acompañadas por amplios consejos sobre conductas sanas que “apuntan a favorecer al buen desarrollo del niño y a su rendimiento escolar” –comentaron-. Entre los mismos se remarcaron: la buena alimentación “rica en frutas, verduras y agua”, hacer las cuatro comidas del día “sin saltear ninguna” y darle al desayuno la importancia necesaria “de ser la principal comida del día”.

Asimismo, se sugirió a los niños y principalmente a los padres presentes a inculcar al cumplimiento de las tareas escolares, el descanso en la cantidad de horas determinadas para esta edad, incentivar a la lectura “como un momento recreativo y de aprendizaje a la vez” y la necesidad de “poner límites al tiempo de uso de los aparatos electrónicos como: celulares, tablets, computadores, tv y otros”.