Compartir

Se llevó a cabo en la sede de la Defensoría del Pueblo, la reunión ya consensuada con los representantes aborígenes del barrio Namqom que habían cortado semanas atrás la ruta 11, solicitando trabajo para una cooperativa y nueve viviendas.

De la misma participaron profesionales del IPV como Laura Granada y Mariana Roglan, de la Dirección de Investigación Social y los vecinos del Namqom Celia López, Ballesteros Adelaida, Tolosa Dania Agripina, Liba Grecia Cintia, Rojas Kevin, Ballesteros Mercedes, Pellegrini Adan Camacho Víctor, Silva Darío, quienes son recibidos por el Sr. Defensor del Pueblo de la Provincia, su Defensora Adjunta, la Secretaria General Dra. Mariela Cáceres y el Dr. Julio Néstor Santander Representante de la Oficina de la Defensoría del Pueblo de Nación.

Las representantes por el IPV reconocieron la existencia del acta compromiso, suscripta entre dicho instituto y las personas presentes, es exhibida la misma y se concluye que el grupo de personas allí consignados es el mismo que en la actualidad está reclamando las viviendas, aclarándose los dos grupos familiares que tienen integrantes con discapacidad y, “dejándose aclarado que este compromiso se traduce en los hechos en que se encuentran en un orden de prioridad para la entrega de viviendas en el menor tiempo material posible”.

Asimismo se les explica que ante el cambio de autoridades nacionales, específicamente la reestructuración   de la Secretaria de Vivienda, de la cual dependen: Hábitat y Vivienda, también se han producido reformas en los trámites, requerimientos, tiempos de respuestas y en algunos casos han debido actualizar proyectos ya presentados. El mismo IPV se está adecuando a estos cambios, lo que se traduce en mayor pérdida de tiempo. Antes del cambio de autoridades del Estado Nacional se venía con una continuidad en la ejecución de viviendas, que hoy no sucede y se ha interrumpido ese ritmo de trabajo. Luego de un intercambio de ideas, se concluye por parte de los asistentes la necesidad de fijar otra reunión con la presencia del Sr. Administrador del I.P.V., Ing. Marcelo Uguelli, para lo cual, las funcionarias del Instituto se comprometen a gestionar su presencia, como así también el compromiso del Defensor del Pueblo de instar a las Autoridades Nacionales Competentes, a que se dé una respuesta para que en forma urgente nuestra provincia cuente con los fondos y la aprobación de los programas para la construcción de la totalidad de las viviendas que necesitan no solamente los aborígenes del Namqom, sino también de las diferentes comunidades que se ubican a lo ancho y largo de nuestra provincia.  “Haciendo de este requerimiento  algo imprescindible para que el  ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda a cargo de Rogelio Frigerio, solucione esta deuda social”.

Se advirtió que “por cuestiones políticas y económicas se pretende dejar a los gobernadores sin los presupuestos para la construcción de viviendas y todo ello porque en este cambio se quiere evidentemente beneficiar a determinadas empresas de la construcción que son acompañantes del Gobierno Nacional, cuando en realidad lo que proponemos desde la Defensoría del Pueblo es que se descentralice y federalice el presupuesto del Tesoro Nacional para la construcción de viviendas , con una fuerte y eficaz fiscalización entre organismos nacionales, provinciales y municipales, para no continuar con estas políticas públicas excluyentes que marginan a los sectores más vulnerables y populares de nuestro país, haciendo prevalecer el antagonismo que no lleva absolutamente a nada”.