Compartir

Conforme a lo anunciado desde el  Gobierno Nacional, entre hoy y mañana y durante los próximos tres meses el precio del gasoil debe ser comercializado un 2,6% menos y la nafta  un 0,1%.

Desde el Organismo de la Constitución Provincial, señalaron que esto se debe reflejar en todas las estaciones de servicio de la Provincia, sea de la empresa que fueren pues en toda la cadena de producción, los carburantes que le lleguen van a ser más baratos y eso principalmente en el gasoil debe beneficiar a los consumidores finales, lo que esperamos que también se traslade a los precios de los productos de la Canasta Básica Alimentaria, toda vez que uno de los componentes fundamentales de la misma es el flete o transporte, más en nuestro mercado alejado de los grandes centros de producción.

Consultado el Ombudsman Provincial, que se hará si las estaciones de servicio no disminuyen los precios; afirmo el funcionario que en primer término llevaremos adelante los relevamientos correspondientes y posteriormente acordaremos las medidas a llevar adelante  con la Asociación de Estaciones de Servicio  de nuestra jurisdicción, pues este descenso constituye un pequeño aliciente dentro de los fuertes aumentos que han tenido los combustibles  en los últimos tiempos.

Se recordó que desde el Ministerio de Energía se afirmó que los cambios en las pizarras de las estaciones de servicio llegarán “entre este martes y miércoles”, al tiempo que se aseguró que los nuevos importes “van a regir durante el segundo trimestre del año”. En ese sentido, Aranguren anticipó que en julio los precios de los combustibles serán revisados de acuerdo con el comportamiento del mercado y de los acuerdos alcanzados con las petroleras “con la idea de confluir con los precios internacionales”. El mismo explico que  la variación de los importes se debe a la modificación de tres factores: el precio internacional del crudo, el tipo de cambio y el precio del biocombustible. Por estos días el barril de crudo Brent cotiza en torno a los 53 dólares en el mercado internacional, mientras que a nivel local el crudo liviano (medanito) ronda los 57 dólares y el pesado (escalante) los 48 dólares.

Vale recordar que el viernes pasado el propio Aranguren había anunciado que el precio del gasoil debía aumentar un 1,8%, mientras que la nafta iba a subir 0,6%. Sin embargo, el ministro aclaró este lunes que la rectificación de los porcentajes se debe a “un recalculo en la fórmula” mediante la cual se calcula el precio de los combustibles.