Compartir

Vecinos de la comunidad indígena de Chico Dawan, situada en el centro norte de la provincia de Formosa, fueron nuevamente beneficiados mediante un amplio operativo de salud que se suman a los servicios que a diario brindan los profesionales locales en el centro de salud del lugar.

La actividad estuvo a cargo de un equipo de profesionales del Hospital de Fortín Lugones, efector cabecera de la zona, quienes se trasladaron hasta el lugar para aunar el trabajo con sus colegas, apuntando a la mayor vigilancia de la salud de esta comunidad.

A cargo de médicos, obstetras, odontólogos, enfermeros y vacunadores fueron realizadas atenciones médicas para todas las edades, controles obstétricos, vacunación, entrega de medicamentos, leche y otros insumos; así como la difusión y concientización de la práctica de hábitos saludables para preservar la buena salud y prevenir enfermedades.

En el caso de los adultos se hicieron mediciones de glucemia, tensión arterial, curaciones y otras evaluaciones médicas. Entretanto que los niños recibieron control del niño sano que se hace periódicamente. Mientras que los que presentaban síntomas de afecciones fueron atendidos con “la indicación de los respectivos tratamientos a seguir”, comentaron los médicos.

Acerca de las evaluaciones a los niños sanos, explicaron que “en los primeros años de vida es una evaluación estricta que realizamos los profesionales médicos para descartar patologías. En caso de detectarse alguna, se brinda inmediato tratamiento y el seguimiento de la salud del menor”. Al tiempo destacaron la importancia de estos chequeos en los bebés y niños pequeños.