Compartir

Abarca poblaciones rurales, periurbanas y urbanas.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano se dio a conocer que por estos días las brigadas sanitarias a cargo del Departamento de Vectores y Zoonosis, se encuentran trabajando de forma intensiva en el Departamento Ramón Lista, para dar continuidad a la campaña que se llevan adelante contra al Chagas, a lo largo de todo el año.

En esta oportunidad, las actividades alcanzan a las viviendas que se ubican tanto en las zonas rurales, periurbanas y urbanas, en lo que corresponde “el primer ciclo de trabajo”, explicaron desde el Departamento de Vectores y Zoonosis.

 Agregando que esa primera etapa comprende la actualización de la cartografía, es decir, ubicación de las viviendas en el mapa, registro con GPS, numeración, evaluación “para la detección de las vinchucas”. También el tratamiento químico de las viviendas detectadas como positivas, con presencia de vinchucas.

Además, indicaron que esa primera etapa incluye el ataque químico de las casas que rodean a las casas positivas, o sea, la fumigación de las casas vecinas, en un radio de 500 metros.

Las acciones descriptas, se están concretando actualmente la localidad El Chorro, “un área programática bastante extensa, que está en una zona considerada endémica respecto al Chagas”, precisaron.

Si la vinchuca encuentra allí las condiciones necesarias “se introduce en las casas y se aloja para cumplir su ciclo de vida y reproducción”. Por lo tanto, el trabajo se está haciendo “en el 100% de las viviendas rurales y periurbanas y se realiza, también, la evaluación y el muestreo de las zonas más urbanas de la localidad”.

Recordaron en ese sentido, que las actividades están destinadas a la interrupción de la transmisión vectorial del Chagas, está enfocado en la eliminación de la vinchuca y también implica “el diálogo con los vecinos para enseñar cuáles son las medidas de prevención que deben aplicarse diariamente para evitar la presencia del insecto transmisor del Chagas en las casas”.

Acerca del trabajo vectorial, mencionaron que en la mayor parte del 2022 “se estuvo desarrollando todas estas acciones en el departamento Bermejo, donde además del primer ciclo, se realizó el segundo de refuerzo, en el que se repite el tratamiento en las viviendas detectadas positivas y en las casas cercanas, en un radio de 500 metros”.

Esta segunda etapa tiene la finalidad de reforzar el primero, eliminando aquellas vinchucas que pudieron nacer de huevos que hayan quedado. “Si bien el insecticida que se utiliza tiene poder residual, los huevos pueden quedar adheridos a las superficies y para garantizar que mueran esas vinchucas que pudieron nacer luego de la fumigación, se lleva adelante el segundo ciclo”, detallaron.

Finalmente, señalaron que ya concluyeron las acciones en Bermejo y se continúa en el departamento Ramón Lista, donde, “primero, fueron desplegadas en la localidad de María Cristina, luego en Lote 8 y actualmente en el Chorro”. Allí, en cada localidad, transcurrido el tiempo necesario, de entre 3 a 6 meses “también se va replicar el segundo ciclo”.