Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia, se informó a todos los jubilados, pensionados y beneficiarios de -AUH- que prosiguen otorgando en la medida de las posibilidades que el sistema interno del ANSES lo permita y no se encuentre saturado como lo está continuamente, los turnos correspondientes para que los antes citados obtengan los nuevos créditos anunciados por el Gobierno Nacional.

En este sentido, se informó que los turnos, “salen del sistema del ANSES únicamente para jubilados y pensionados -con aportes-; en el caso de los pensionados por invalidez, madre de 7 hijos, el sistema no otorga turnos hasta la fecha y además a los primeros se les exige presentar un Formulario que es el -Certificado Médico para Acreditación en ANSES-, que lo deben obtener en un Hospital Público y que muchos se confunden con el -CMO Digital- pero es otra documental.

Asimismo, fue señalado que “hemos podido determinar que a todos los jubilados y pensionados que tuvieron o tienen créditos pendientes y una edad aproximada de 67 años, surge del propio sistema del ANSES que no pueden acceder a estos créditos”. Ahora, en cuanto a los beneficiarios de AUH, desde el Organismo de la Constitución se adelantó que “se les realizan todos los trámites en su propia sede para que puedan acceder a los préstamos ya que ello se obtiene -vía web- y para ello los interesados deben concurrir munidos de sus documentos de identidad”.

El Ombudsman José Leonardo Gialluca criticó duramente los nuevos créditos del ANSES para jubilados, entendiendo que “son como los créditos Argenta utilizados en campañas electorales, lo que deviene en “créditos groseros” pues se les está prestando a los jubilados su propia plata, pero con intereses a tasas muy altas”. Admite que “si bien pueden solucionar algún problema puntual, en una economía muy modesta como lo es lo de la clase pasiva, lo que le generan son más problemas que beneficios”.

“Normalmente, observamos cuando atendemos a los jubilados que estos créditos son tomados para cubrir deudas, pagar vencimientos de servicios públicos, alquileres. Esto es, el jubilado cancela la deuda pero al mes siguiente se encuentra con que tiene una doble cuota: la del crédito del ANSES y las deudas de los servicios públicos, del alquiler, de la cuenta corriente de las farmacias”.