Araoz revelo los “serios problemas” en poder avanzar en proyectos científico-tecnológicos

Compartir

A partir de la decisión del presidente Mauricio Mauricio Macri de cancelar proyectos del INVAP y el gobierno nacional que busca que la empresa encuentre clientes en el extranjero y no dependa de convenios nacionales, el secretario de Ciencia y Tecnología de la provincia, el ingeniero Julio Aráoz, expuso su enorme preocupación en que sea una muestra de que obras científicas-tecnológicas avanzadas en Formosa terminen sin concluirse pese a estar en un avance de casi un 80%.

“En INVAP trabajan alrededor de 1400 personas entre científicos, técnicos y administrativos. Su capacidad es ampliamente conocida en el mundo. Su personal ha desarrollado proyectos como satélites, reactores de investigación, equipos para medicina nuclear y antenas de vigilancia para distintos países como Australia, Holanda, Bolivia, Brasil, entre otros”, indico.

Advirtió que “si bien es difícil de explicar la situación, es dramáticamente sencilla de entender: hay un trasfondo ideológico detrás”, entendiendo que “la decisión contrasta fuertemente con lo que dijo el presidente Mauricio Macri cuando asumió, que decía que una de las pocas cosas buenas que había hecho el Gobierno anterior fue el desarrollo científico y tecnológico. Los hechos son la prueba más elocuente».

Afirmo que “el INVAP es una empresa que le pertenece al Estado Nacional, en sociedad con la provincia de Río Negro. Es un caso de estudio a nivel internacional que una empresa exitosa que tiene posiciones de liderazgo en tres campos tecnológicos distintos: el desarrollo de satélites, de reactores experimentales y de radares. Una empresa de vanguardia que exporta conocimientos».

Insistió en opinar que “es muy grave. No sólo que Macri se desentiende del problema, ya que es el resultado de una política pública, como un patrón de estancia ya que estos temas hay que debatirlos en el ámbito donde se debe».

Planteo que “la ciudadanía argentina tiene que merituarlo, evaluarlo y tomar decisiones al momento de votar. Esperemos llegar con paz social a ese momento porque la situación realmente es durísima”, exponiendo que “acompaña la etapa de este abandono prácticamente al INVAP el hecho de cuánto dinero por mes necesita una familia argentina para vivir, que en junio fue más de $19 mil».

Revelo que “en los hechos, en Formosa estamos en la misma línea que en el caso del INVAP, que es el botón de muestra de cómo se piensa y cómo se actúa en este sentido. El caso de nuestra provincia tiene una particularidad que, según mi opinión personal, es más grave aún: El Presidente de la Nación acordó con el gobernador Gildo Insfrán que el Centro de Medicina Nuclear se terminaba junto con el hospital de Laguna Blanca porque sería una picardía que (no se concreten) proyectos de esa naturaleza, cuya importancia ni siquiera está en discusión”.

Insistió en refrendar que “Macri se comprometió a terminarlo porque tenía más de un 75% de avance. Le dijo al gobernador que obras de estas características y que tengan tal grado de avance importante las tenemos que terminar. Y ordenó que se iban a ocupar Rogelio Frigerio (ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda) y Juan José Aranguren, quien ya no es más ministro de Energía. Esos eran los funcionarios competentes para que se ocupen”.

Dijo que “a partir de allí continuamos con más intensidad la gestión los diferentes funcionarios que tenemos responsabilidad de hacerlo ante los organismos competentes. Hicimos todas las presentaciones y es más: nuestros legisladores tanto en Diputados como en Senadores hicieron las preguntas correspondientes al jefe de Gabinete (Marcos Peña), quien respondió lo que nos habían revelado a nosotros por la vía administrativa: las redeterminaciones de los precios de contrato para la construcción del Centro de Medicina Nuclear fueron aceptadas por el Estado Nacional. En lenguaje simple: con un presupuesto y precios del año 2014 hoy no se puede comprar con ese mismo dinero».

Araoz recordó que “aceptaron ese reclamo, pero hasta el momento no se han hecho las transferencias de los fondos correspondientes a Formosa, aún cuando nosotros hayamos presentado toda la documentación y se haya dispuesto desde la Comisión de Energía Atómica que nuestra provincia tenía razón en lo que peticionaba”.

Conto finalmente el secretario que “días atrás estuvo en Formosa el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, visitando Dioxitek y el Centro de Medicina Nuclear. Tuvo oportunidad de reunirse con nosotros y se comprometió a que iba todo en la misma línea, o sea, que estaban ejecutando una orden del Presidente de la Nación. Entonces, si no se ejecuta una orden de un Presidente estamos en serios problemas».