ATE Agricultura Familiar: «De la Tabla es un personaje nefasto para este sector y esta delegación»

Compartir

Marcelo Marcili, delegado ATE de Agricultura Familiar en Formosa, comentó que este martes 7 delegados de la asociación a nivel nacional mantuvieron una reunión con el Secretario de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, Miguel Ángel Gómez; y uno de los temas a tratar fueron los despidos durante la gestión de Cambiemos. Es la segunda reunión con el sector desde la asunción de Alberto Fernández.

En primer término el delegado celebró la decisión del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación de no renovar el contrato a Raúl de la Tabla: «De la Tabla es un personaje nefasto para este sector y esta delegación, ahora ya no es más el coordinador y estamos a la espera de las nuevas autoridades. Realmente era una afrenta su presencia cuando ha despedido a 21 trabajadores formoseños y ha dejado sin sustento a esas familias», dijo contundente.

En ese sentido agregó que no solo dejaron a 21 familias sin una fuente de ingreso, sino que además pusieron fin al Monotributo Social Agropecuario (MSA) dejando alrededor de 2500 productores y productoras de la provinciasin obra social, y denunció, «fue una gestión nefasta llevada a cabo por personas nefastas. En cuatro años han desmantelado todo lo que costó construir, hasta los vehículos están desguasados».

Por otra parte Marcili celebró los encuentros con la cartera de Agricultura, «no habían pasado ni diez días hábiles de que Luis Basterra inició su gestión y ya nos atendió un secretario, cosa que nunca se había podido hacer en la gestión anterior. Hoy otra reunión, y así vemos que hay una predisposición de su parte de resolver esta situación-que  sabemos no la generaron ellos-pero que vemos que está en sus manos poder repararla y por eso decidimos acompañar todas estas posibilidades de diálogo”.

Refirió que «la política nacional ha variado», haciendo alusión a que el sector de la agricultura familiar será una de las herramientas fundamentales en el objetivo inmediato del presidente de una Argentina sin hambre, «nuestro sector es el que pone en la mesa de los argentinos alrededor del 60 o del 70 por ciento de los alimentos diarios que consumimos».

Para finalizar hizo hincapié en que «se llevan dos años de despidos a nivel nacional, pero hoy hay otro espíritu y un sentimiento de esperanza en que se puede reparar el daño que hizo la gestión de Cambiemos. Nos parece importante que, así como desde el Gobierno manifiestan su predisposición, nosotros mostremos una actitud de colaboración desde el lugar que nos toca».