Avanzan trabajos administrativos y en territorio para recibir los fondos de la emergencia agropecuaria

Compartir

Tras la homologación de la emergencia agropecuaria para Formosa por parte de la Nación, el Ministerio de la Producción y Ambiente de la provincia avanza en el proceso administrativo y el trabajo en el territorio para recibir los fondos para los productores afectados.

“El trabajo no para”, afirmó el ministro de la Producción y Ambiente, el doctor Raúl Quintana, en declaraciones que recogió AGENFOR. “Siempre cuando se genera una emergencia agropecuaria hay mucho trabajo administrativo, pero también de territorio porque tenemos que hacer relevamientos”, esclareció.

En ese sentido, puso de resalto el decreto provincial Nº 13 firmado por el gobernador Gildo Insfrán que declaraba el “estado de emergencia para las actividades ganadera y apícola de los establecimientos ubicados en todo el territorio provincial y, para lo agrícola, en los Departamentos Formosa, Laishí, Pilcomayo, Pirané, Pilagás, Patiño y Bermejo”.

Establece la emergencia desde el 1º de enero de 2022 y hasta el 30 de junio de 2023 para las explotaciones ganaderas y apícolas afectadas por sequía, altas temperaturas e incendios en todo el territorio provincial.

Además, desde el 1º de enero de 2022 y hasta el 30 de junio de 2022 contempla las explotaciones agrícolas de cultivos de maíz y cucurbitáceas de segunda siembra y para los cultivos de banana, algodón, mandioca, batata y maní afectadas por sequía, en los Departamentos de Formosa, Laishí, Pilcomayo, Pirané, Pilagás, Patiño y Bermejo de la provincia.

En función de dicho instrumento, “todo el trabajo se hizo en la provincia con los productores y las organizaciones del sector productivo”, subrayó el ministro Quintana, mencionando a modo de ejemplo al INTA, el Senasa, el PAIPPA, el CEDEVA, entre otros.

Una vez homologada a nivel la emergencia agropecuaria para Formosa, “a partir de allí pusimos en marcha los ejes principales que se pondrán sobre los fondos que tienen que venir de Nación”, precisó el funcionario.

En este punto, ante versiones malintencionadas y especulativas de sectores opositores, dejó en claro que dicho financiamiento aún no llegó a la provincia, recordando que la ampliación del fondo de emergencia nacional fue propuesto por el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, en el proyecto del Presupuesto 2022, el cual fue rechazado por la misma oposición de Juntos por el cambio a fines del año pasado.

Reuniones con los productores

A su vez, el titular de la cartera productiva y ambiental señaló a esta Agencia que tras las numerosas reuniones que se han tenido con los productores, “sabemos claramente dónde se van a poner los fondos”.

“Está bien definido. Con claridad sabemos qué es lo que necesita nuestro productor ganadero, al igual que los agricultores y los apicultores, que son los tres sectores afectados”, acentuó.

En el caso de la ganadería, puntualizó que a través del sistema rotativo de fondos para capital de trabajo “estaremos trabajando en pasturas con rollos y suplementación animal”, apuntando que “hay una superficie importante de algodón que se está cosechando, con lo cual vamos a tener semillas disponibles para cubrir ese bache de falta de pasto por la sequía”.

Además dijo que debido a la falta de pasto, el porcentaje de preñez baja, por lo que “trabajamos con paipperos pequeños y medianos en un plan de atención con inseminación artificial para las vacas que quedaron ‘vacías’ y también en el fortalecimiento del Plan Toros con las cabañas formoseñas”.

No dejó de mencionar a las aguadas y los alambrados, ya que son “las dos pérdidas más importantes que tuvo el ganadero, ya que con la quemazón de sus pastizales también se quemaron sus alambrados”.

A ello se agrega que se detectó que algunos productores no han podido realizar las inversiones suficientes en aguadas para sobrellevar esa seca. “Ahí también vamos a ayudar porque la emergencia es predial”, destacó.

Asimismo, en lo agrícola “vamos a trabajar en el fortalecimiento de insumos en cada cultivo que está afectado y con combustible para seguir preparando suelo rápidamente para los cultivos que vendrán”.

“Aparece aquí una figura nueva que es la reparación de maquinarias, porque vemos que el parque se nos está aflojando, entonces los productores nos han pedido un apalancamiento en la reparación”, enfatizó.

Finalmente, en los apicultores “el eje principal va a estar en el resultado fantástico que tuvimos el año pasado con el aporte de azúcar para que el alimento de las abejas esté garantizado en la etapa de poca floración”.

“También se trabajará con cera estampada, que es el gran pedido que tenemos de los productores para generar mucho más rápido una colmena productiva, además de que algunas regiones estarán apoyadas con las cajas para colmenas, de manera que ellos coloquen los núcleos dentro de las mismas y podamos así incrementar el stock en producción”, concluyó.