Banco de Sangre del Hospital Central convoca a donantes voluntarios

Compartir

El Servicio de Hemoterapia del Banco de Sangre del Hospital Central, ubicado sobre la calle Padre Patiño esquina Salta, de la ciudad de Formosa, hace un llamado a la solidaridad, para invitar a la comunidad formoseña a acercarse a donar sangre, ante la falta de donantes.


Los horarios de atención son de lunes a viernes, por la mañana de 7.30 a 10.30 horas, y por la tarde de 14 a 16 horas, y la convocatoria está abierta para personas con cualquier grupo y factor.


Desde el Servicio Rocio Chirife, hemoterapista, especialista en inmunohematología, dialogó con la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR).


Primero señaló que como todavía “cuesta bastante la donación voluntaria, el sistema sanitario argentino de donación de sangre se rige por reposición”.


“Además, la donación de sangre está llena de mitos, por ejemplo, el tema de los tatuajes, la cuestión del peso, etcétera. Por lo que desde el Servicio, nos concentramos en tratar de derribar esos mitos”, indicó la profesional.


Por otro lado, detalló que el Banco de Sangre tiene un lugar propio, separado del Hospital Central, por ende la entrada a quienes se dirijan para donar es independiente.


En ese sentido, enumeró que “lo principal para donar es ser sano; no necesitan hacer un ayuno prolongado, y descansar bien. Así cuando llegan al Servicio, previo a la extracción, se le hace un chequeo basado en un cuestionario y técnicas de estudio clínico”.


Mientras que, en el caso de las personas que cursaron la enfermedad de COVID-19, precisó que también pueden donar, siguiendo un protocolo para esos casos que está determinado por la Nación.


Para ello, “deben haber pasado 21 días del alta médica, y no haber estado en estado grave”, aclaró, agregando al mismo tiempo que quienes se hayan inmunizado con la vacuna contra el coronavirus, “deben haber pasado tres días, para que puedan, sin inconvenientes, también donar”.


Acto altruista que salva vidas


“Donar sangre es una actitud altruista hacia el prójimo”, subrayó la hemoterapista, sobre todo “para aquellos pacientes que esperan una transfusión”.


“La sangre es un medicamento que lamentablemente no se puede fabricar, en consecuencia depende solo de la voluntad de la generosidad del otro, imprescindible para salvar vidas”, agregó por su parte el doctor Lorenzo Lezcano.


El director asociado del Hospital Central, nosocomio multidisciplinario que atiende todas las patologías, dijo que si bien “la sangre es un elemento tan vital, todavía el formoseño no tiene la costumbre de ser donante voluntario. Entonces, los donantes aparecen cuando se les solicita para un amigo, un familiar, a requerimiento del interesado. Pero lo ideal sería que haya una donación voluntaria”, concluyó.