Compartir

En el marco de los Decretos N° 265/22 y 266/22 firmados por el gobernador Gildo Insfrán para la titularización de 225 docentes de toda la provincia de Formosa, el ministro de Cultura y Educación, Luis Basterra, ratificó que para el Modelo Formoseño “la educación es una cuestión de Estado”.

Tras esta rubricación del primer mandatario, en Formosa ya son más de 4.400 los profesionales de la educación beneficiados en los últimos años con su titularización, afectación o reserva del cargo.

Por eso, el ministro destacó en contacto con AGENFOR que este tipo de noticias “dan consistencia a la política del Modelo Formoseño que propuso el gobernador Gildo Insfrán para el sector docente, además de que es un paso importante porque termina de ajustar una normativa establecida y habilita un funcionamiento ordenado”.

Añadió que “la titularización es algo que requirió de instrumentos específicos y ahora esa etapa está cumplida con 225 docentes más”, enfatizando en que en la cotidianeidad de cualquier formoseño se puede percibir que en el centro de este proyecto político está la educación.

Precisó que la provincia tiene aproximadamente 198 mil alumnos distribuidos en los distintos niveles, desde inicial, primaria, secundaria, superior hasta la formación permanente. En tanto que son alrededor de 17 mil los docentes vinculados al sistema educativo.  

En este sentido, subrayó que el abordaje pedagógico que tiene Formosa, como todo proceso educativo de largo plazo, es de manera progresiva y así muestra sus resultados positivos. “Esto se debe a una política consistente en términos de infraestructura, conectividad, acompañamiento a los docentes en su formación y el sostenimiento en la carrera de los docentes, como en este caso de titularización”, expresó.

Y manifestó que en la práctica se constata esta política “que ha evolucionado a lo largo del tiempo, tomando características que la ponen en un sitial de las más altas del país”, estimó.

Además, el titular de la cartera educativa provincial indicó que “el docente es la interfaz entre las decisiones políticas inclusivas que ha marcado Insfrán, respondiendo al lineamiento de desarrollo de capacidades de cada individuo, demostrando un compromiso determinante, vinculándose con los estudiantes y validándolo en la práctica”.

“La gran mayoría de los docentes formoseños ponen compromiso y afectividad para que se forme la dupla educador – educando que requiere nuestro sistema”, aseguró.

A su vez, insistió en que las políticas educativas del Modelo Formoseño marcan la equidad social y territorial, siendo este el sentido de la inclusión para los estudiantes, en conjunto con la oportunidad que tienen los docentes de acceder de manera gratuita a su formación, para sumar puntaje y luego aspirar al crecimiento en su posicionamiento dentro del sistema.

Por eso al concluir, aseveró que de esta manera el Estado se compromete con el sistema educativo, sabiendo que el foco principal es el estudiante, pero teniendo en cuenta que es imprescindible que los docentes se sientan realizados en su desarrollo profesional.