Compartir

El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos, Luis Basterra aseguró que frente a la crisis social y económica que golpea a los argentinos como consecuencia de las políticas neoliberales del presidente Mauricio Macri,  pidió a los formoseños votar en las elecciones generales del 27 de octubre, por el proyecto del Frente de Todos que “responde al pueblo formoseño” y encabeza al candidato a presidente, Alberto Fernández junto al gobernador Gildo Insfrán.

“Está terminando el gobierno de Mauricio Macri que hizo mucho daño a los argentinos y que va a llevar mucho tiempo y esfuerzo de parte de todos para recuperarlo. Quienes estamos involucrados en política sabemos que hay que respetar las decisiones del pueblo, aunque el pueblo fue engañado en el 2015 porque votó suponiendo que no iba a pagar impuesto a las ganancias, que iba a seguir el Fútbol para Todos, en fin todas mentiras”, afirmó el legislador, aunque “ahora estamos retomando la senda de un proyecto nacional y popular que encabeza el candidato Alberto Fernández”.

Por lo que es importante argumentó: “Contar en el Congreso de la Nación con la mayor representatividad y esto significa que los formoseños voten por los tres candidatos del gobernador Insfrán, quienes hemos sabido acompañar las decisiones del gobierno y no críticas abstractas que han frenado el desarrollo de la provincia de Formosa”.

Enfatizó que “hemos tenidos en estos tres años y medio de la gestión macrista diputados, senadores e incluso un ministro nacional, que hoy es candidato a diputado como es Ricardo Buryaile, que no ha aportado nada al pueblo formoseño y que únicamente tiene aspiraciones personales”, y que más allá que esbozan alguna crítica, señaló el candidato del FdT: “Uno ve un absoluto alineamiento a Mauricio Macri, quien está tratando de sacarse el ‘sayo de encima’, por eso los formoseños tienen que votar a conciencia”.

Clarificó en ese sentido que “quien vota a Buryaile vota a Macri y quienes votan a los candidatos del Frente de Todos estarán acompañando el proyecto de Insfrán y a Alberto Fernández, que está mostrando la seriedad para sacar al país adelante”, de la crisis producto de la mala praxis de la gestión de Cambiemos. Agregó que “no hay que engañarse no se trata de votar personas sino de proyectos de país y que nosotros respondemos al pueblo formoseño, que hace poco tiempo ratificó al gobernador en las elecciones provinciales”.

Por otro lado, fue consultado el ingeniero Basterra acerca de la reunión en Casa Rosada que mantuvo el dirigente indígena Félix Díaz y el presidente Mauricio Macri; de la que también fueron partícipes el senador nacional de Cambiemos, Luis Naidenoff y el ex ministro y actual candidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio, Ricardo Buryaile, opinando que “Félix Díaz es una empleado de Macri por eso no protesta más, y responde al liberalismo, parece contradictorio para un dirigencia que debería responder a los pueblos originarios”.

Otro de los temas abordados por el legislador nacional formoseño es el proyecto de “reperfilamiento”, que quedó en stand by  su tratamiento, apuntando: “Ahora están en modo desesperación como ya no le funciona ‘la culpa es del otro’ ahora lo quieren es ‘la culpa es de los dos’ y la verdad que nosotros creemos que no podemos ser coparticipes del fracaso”, por lo que evaluando las medidas económicas que fueron anunciados en las últimas semanas posteriores a las PASO dijo: “Estamos muy atentos a los desenvolvimientos del gobierno nacional en un momento de gran fragilidad, que no es producto de los resultados de las PASO, sino que era una olla a presión que después de las elecciones del 11 de agosto Mauricio Macri dijo ‘suelten nomás la tapa’, porque él sabía claramente lo que estaba ocurriendo en la Argentina, total había que castigar a los que no me votaron porque tenemos un presidente que se comporta como un niño rico mimado”.

“Lamentablemente la ortodoxia del pensamiento de Cambiemos ha llevado a aplicar instrumentos que claramente nuestro gobernador señaló hace ya mucho tiempo que solo beneficiaron y benefician a una pequeña minoría que son los bancos y los amigos del presidente Macri, quienes se llenaron de millones de dólares con la timba y la bicicleta financiera”, argumentó acerca de los únicos privilegiados con la gestión macrista, que termina su mandato con indicadores que dejan al país de manera desastrosa como ser una pobreza del 35%, más de la mitad de los niños son pobres, más de cuatro millones de desocupados, un endeudamiento feroz con el Fondo Monetario Internacional, por lo que nuevamente denunció que “ellos (por el Gobierno Nacional) son los únicos responsables”.