Bibolini: “Nos encontramos en una de las mejores situaciones posteriores a la circunstancia del brote”

Compartir

El médico epidemiólogo del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, el doctor Julián Bibolini, indicó: “Nos encontramos excepcionalmente bien, en una de las mejores situaciones que pudiésemos estar, posterior a la circunstancia del brote” de contagios.

Confirmó a AGENFOR que actualmente las capacidades hospitalarias se encuentran funcionando con normalidad, no como en la época del pico de casos que obligó al sistema sanitario a limitar la atención de otras patologías y hasta suspender cirugías programadas.

“Exceptuando los fallecidos por coronavirus, estamos con valores pre brote muy buenos. Ya está todo habilitado y funcionando normalmente”, señaló.

Seguidamente, se refirió a la posible reapertura del paso fronterizo con Paraguay y declaró que “este tema siempre es una preocupación, pero que en algún momento se tendrá que hacer, porque es imposible estar años sin la apertura de la frontera”.

Añadió que para que esto se dé, el objetivo es que gran parte de la población se encuentre inoculada con las dos dosis contra el COVID-19.

“Lo mejor sería que el 70% de la población esté inmunizada con el esquema completo, pero debido a la disponibilidad de las vacunas, aún no podemos llegar a ese porcentaje, por eso todavía no se habilitó”, explicó.

CanSino

Por otra parte, hizo referencia a la vacuna CanSino, que será distribuida en todo el país. “Es de una sola dosis y está pensada para ser destinada a poblaciones de más difícil acceso o para personas que cueste ubicarlas”, puntualizó el especialista.

Señaló que dependiendo de la cantidad de dosis que lleguen a Formosa “se evaluará a qué lugar serán destinadas”.

Tercera dosis

Respecto de la posibilidad de la aplicación de una tercera dosis, el médico infectólogo manifestó a esta Agencia que científicamente fue estudiado un grupo de pacientes trasplantados, en donde se vio que por el tratamiento que reciben, en los inmunosupresores la respuesta de las vacunas fue menor que en el resto de los ciudadanos. “La efectividad en este grupo apenas llegaba al 50%, por lo tanto se necesita un refuerzo de tercera dosis”, afirmó.

Continuando en la misma línea, agregó que a este conjunto de personas también se les puede sumar a los mayores de 60 años y a las personas con alta exposición como el personal de salud y de seguridad.

“Esto siempre dependerá de la disponibilidad de vacunas y del avance de la pandemia”, concluyó.