Resaltan medidas nacionales destinadas a «poner en pie» a la ciencia y la tecnología

Compartir

Desde la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Formosa se destacó la decisión del Gobierno Nacional de duplicar los ingresos al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en 2020 y aumentar un 25% los subsidios destinados a proyectos de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

A través de una conferencia de prensa encabezada por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, la presidenta Conicet, Ana Franchi, y el presidente de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, Fernando Peirano, el Gobierno Nacional anunció un sustancial aumento de los cargos en la convocatoria de ingresos al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas.

Esta medida estará acompañada de un incremento del 25% de los subsidios de los Proyectos de Investigación Científica y Tecnológica 2018 de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

«Es una muy buena noticia, una más que se suma al primer hecho que fue recuperar la categoría institucional y devolverle el carácter al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación», subrayó el secretario de Ciencia y Tecnología de Formosa, el ingeniero Julio Aráoz.

Remarcó que «la segunda buena noticia fue poner al frente a Salvarezza, ya que los antecedentes que ha tenido tanto en su labor profesional como en la militancia en pos de la soberanía tecnológica argentina son más que elocuentes».

«A partir de allí las otras designaciones al frente del Conicet, como la de Franchi, y el resto apuntan a remarcar que se trata de recuperar el camino que se había perdido a partir de diciembre de 2015 cuando claramente la política fue de entrega, destrucción y desmantelamiento brutal, cuyas consecuencias van a demandar mucho tiempo remediarlas», advirtió el funcionario.

En esa línea, enfatizó que «un indicador bien significativo fue que cuando asume la Presidencia Alberto Fernández la gestión anterior había dejado medido en términos de ingreso a los becarios del Conicet con sumas inferiores al nivel de pobreza establecido».

A ello se sumaba «una merma increíble en cuanto al número de becarios ingresantes», apuntando que «Formosa ha sido un caso paradigmático en ese sentido ya que se han presentado tres candidatos a la convocatoria 2019 y no ingresó ninguno, cuando tenían currículums más que suficientes».

Discrecionalidad macrista

Asimismo, Aráoz condenó «la discrecionalidad con la cual se administraba lo que iba quedando de nuestro sistema científico y tecnológico en cuanto a programas».

«Ni qué hablar lo que significaba llevar adelante proyectos de investigación con tasas de inflación altísimas y devaluaciones recurrentes, cuando en muchos de los casos se requieren de insumos que están dolarizados y que hay que importarlos», recalcó.

Puso de relieve que «fue un cúmulo de cosas -que todavía subsisten y persisten- que hacían muy difícil llevar adelante la labor de investigación y desarrollo».

Ahora, desde la gestión del presidente Fernández, «se está tratando de revertir este cuadro de situación y esta es una de las medidas que deben tomarse, a la que seguramente deberán sumarse otras para no sólo remediar el daño ocasionado, sino también tener objetivos de desarrollo con el plan estratégico que se venía ejecutando» antes de 2015, finalizó.