Compartir

Vecinos de la ciudad fronteriza recibieron múltiples recomendaciones sobre hábitos saludables para prevenir la diabetes. También fueron beneficiados con una serie de controles para detectar tempranamente factores de riesgo de la enfermedad.

Mediante múltiples actividades, el hospital “Cruz Felipe Arnedo” conmemoró el Día Mundial de la Diabetes, fecha que apunta el 14 de noviembre de cada año a concientizar a la comunidad sobre la prevención de la enfermedad a través de conductas sanas, como también a difundir en los pacientes la importancia de los chequeos y las consultas médicas periódicas para mantenerla estable, evitando que derive en otras patologías y daños severos a la salud.

De este modo, a través de una charla educativa, los profesionales sanitarios insistieron a los presentes en llevar adelante cada día “una alimentación sana”- remarcaron- basada principalmente en frutas y verduras; “lo cual debe ir siempre acompañado de la práctica de una actividad física regular y sostenida en el tiempo, de por lo menos 30 minutos diarios”.

Asimismo recordaron la necesidad de los análisis de rutina periódicos, aunque no se adviertan síntomas “porque la diabetes es una enfermedad silenciosa pero que de igual manera va afectando órganos vitales cuando la estamos padeciendo”, explicaron. Agregando que “cuando más tempranamente se detecta” es mejor para dar un tratamiento adecuado que evite complicaciones serias a la salud. “Es por eso la importancia de los controles”.