Comunidad del oeste recibió un nuevo operativo sanitario

Compartir

Se concretó un nuevo operativo de atención de la salud destinado a la comunidad San Andrés 2, con el objetivo de reforzar los servicios sanitarios que se ofrecen diariamente y ampliar dicha cobertura con visitas casa por casa.

Esta comunidad originaria se halla situada en el oeste provincial, cercana al hospital El Potrillo, distante a unos 560 km de la capital de Formosa y referente de las prestaciones de salud que el sistema sanitario público ofrece en la zona.

De este modo, un equipo de este nosocomio se trasladó a la comunidad San Andrés 2 una vez más “de forma programada” para trabajar junto a los colegas locales, beneficiando a los pobladores a través de puntuales acciones enmarcadas en la atención primaria, haciendo hincapié en la atención a niños, embarazadas y adultos mayores, según se informó desde el Ministerio de Desarrollo Humano provincial.

“Como hacemos periódicamente, pusimos en marcha una vez más esta actividad de salida a terreno para llegar a todas los pueblos y comunidades que corresponden a nuestra área. Por un lado para colaborar con los profesionales y agentes de salud del equipo local, y también porque hay vecinos que por cuestiones personales dejan de ir a sus chequeos y el equipo de salud sale a buscarlos para que el seguimiento y tratamiento no se corten”, explicaron responsables del equipo.

En la jornada, el equipo interdisciplinario de médico, enfermero, odontólogo, obstetra y agente sanitario llevaron a cabo: consultas médicas clínicas a pacientes adultos en general, a las que se sumaron las atenciones obstétricas en embarazadas, y las pediátricas que incluyeron el control de peso, talla y evaluación del estado nutricional de cada  niño.

Asimismo, se aplicaron las vacunas determinadas por el calendario para todas las edades, se realizó la entrega gratuita de medicamentos –bajo indicación médica- provistos desde el laboratorio provincial Laformed, como también leche, suplementos nutricionales y otros insumos. En los casos necesarios, se programaron los turnos correspondientes para distintas atenciones con especialistas en el nosocomio cabecera.

Finalmente, desde la coordinación del operativo destacaron el rol del enfermero y  agente sanitario durante la recorrida casa por casa, quienes visitan a los pacientes y “llevan el registro de los que están transitando alguna patología o que presentan factores de riesgo”. Por un lado el agente sanitario “que mantiene el contacto permanente, casi familiar” y el enfermero que “es el que concreta las curaciones, seguimiento de la medicación indicada y otras acciones”.

Mediante el trabajo en equipo y entre equipos se “obtienen los mejores resultados trabajando aunadamente para el beneficio de las salud de los vecinos y de cada una de las comunidades”, subrayaron desde la dirección del hospital El Potrillo.